oas

Por Enrique Ojito

Gracias a la acción coordinada y a la intensidad de las labores, las fuerzas ejecutoras colocaron punto final a la remodelación constructiva prevista en la Plaza de la Revolución Mayor General Serafín Sánchez Valdivia, escenario escogido para desarrollar el acto nacional en ocasión del 26 de Julio con sede en Sancti Spíritus.

De esta forma culminó la etapa inicial del proyecto de remodelación de este espacio público, de acuerdo con el arquitecto Leonado Pizarro Zulueta, a cargo del diseño, quien destacó que la primera fase comprendió el pavimentado con hormigón de alrededor de 1 100 metros cuadrados del área del césped, la sustitución del sistema de soterrado destinado al servicio eléctrico y el mejoramiento de la iluminación con el incremento de lámparas, caracterizadas por ser más ahorradoras de energía en relación con las instaladas anteriormente.

La obra, cuyo inversionista es la entidad de Servicios Comunales, incluyó, asimismo, el mantenimiento de las redes de alcantarillado y el acondicionamiento de las áreas verdes.

La Empresa de Construcción y Montaje —perteneciente al Ministerio de la Construcción—, Acueducto y Alcantarillado y la Empresa Eléctrica acometieron la inversión, ascendente a alrededor de un cuarto millón de pesos.

Pizarro Zulueta expuso que la segunda y última fase del proyecto —no está definido cuándo se realizará— prevé cubrir con mármol la superficie de hormigón más antigua de la plaza situada próxima al conjunto escultórico dedicado a la memoria del paladín de las tres guerras independentistas, e incrementar el área pavimentada mediante la utilización de losas con tonalidad verde, unidas por medio de juntas de césped, el cual no será erradicado por completo.

A la par de las acciones constructivas, los especialistas del Centro Provincial de Patrimonio Cultural (CPPC) finalizaron la restauración de la estatua de Serafín Sánchez y la del soldado Quirino Amézaga, sometidas a un proceso de limpieza (mecánica y química) y de recubrimiento con una capa protectora (patinado con pigmento más barniz).

En la actualidad, el equipo integrado por cinco restauradores del CPPC se enfrasca en los nueve relieves que narran momentos de la trayectoria del Mayor General, localizados en la parte inferior del monumento, obra de la artista espirituana Thelvia Marín Mederos, desaparecida físicamente en fecha cercana.


(Tomado del diario Escambray)