Contra Pastores por la Paz

 

    Me voy unos días a Cuba y, por su importancia, pongo a un lado la crónica “A La Habana, otra vez” y cedo su espacio para dar a conocer un trabajo de los periodistas Carlos Valdés y Sayonara Tamayo que mi amigo Felix Yánez me envió desde La Habana en relación con el inesperado acto de ensañamiento contra Cuba dado a conocer con una disposición del gobierno estadounidense sobre Pastores por la Paz. Por cuestiones de espacio nos hemos visto obligado suprimir algunas partes.

    “Estamos aquí por un caso simple de represión”. Esas fueron las primeras palabras de Manolo de los Santos, representante de la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria, (IFCO)-Pastores por la Paz en Cuba, ante la prensa nacional y extranjera acreditada en Cuba.

    Estas declaraciones se producen en medio de un proceso legal impulsado por la organización ecuménica tras haber sido notificada de la pérdida de su estatus de organización no lucrativa por el Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos (IRS) debido a su trabajo humanitario de casi treinta años con el pueblo cubano a través de las internacionalmente conocidas Caravanas de Pastores por la Paz. La medida fue argumentada con un supuesto respaldo de la Ley de Comercio con el Enemigo del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

    El sustento de la sanción demuestra que aún con los avances alcanzados en el proceso de normalización de las relaciones, el bloqueo económico y financiero impuesto por los sucesivos gobiernos norteamericanos a la isla hace más de cincuenta años se mantiene con todo el rigor y agresividad y, sobre todo, que Cuba sigue siendo considerado como enemigo por quienes aplican las leyes en los Estados Unidos.

     Al ser notificados de la decisión, los miembros de IFCO emitieron una declaración que asombró a numerosos amigos, entre ellos, quienes por muchos años han recibido a los caravanistas de Pastores por la Paz en el Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr., el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) y el Consejo de Iglesias de Cuba al cual pertenecen el centro Memorial Martín Luther King (CMMLK ) y cerca de cincuenta iglesias e instituciones ecuménicas dentro de la isla. Tanto el Centro como el CIC se han sumado a la lucha que hoy sostiene Pastores por la Paz por mantener su estatus de organización no lucrativa y, por tanto, libre de impuestos, para continuar realizando su labor humanitaria con el pueblo cubano.

“Precisamente ahora se ataca a una organización que durante muchos años ha llevado a cabo un trabajo de desobediencia civil y educación popular con el pueblo de los Estados Unidos en el tema Cuba”, expresó Manolo de los Santos en la conferencia y argumentó que Cuba no es un enemigo.

    El representante de Pastores por la Paz en Cuba explicó que desde su nacimiento en 1967, la organización ha sido atacada en varias ocasiones, no sólo por ayudar a Cuba, sino también a otros países en lucha en Centroamérica, en África, en Asia y dentro de los propios Estados Unidos. Hace varias décadas fueron acusados de ayudar al pueblo en lucha de Sudáfrica, porque era un crimen apoyar a Nelson Mandela.

    “Hemos decidido, cual sea la decisión del IRS, continuar nuestro trabajo. Como muestra de eso mantenemos un grupo de estudiantes de medicina becados por el gobierno cubano y administrados por IFCO”, afirmó. No es la primera vez que una organización religiosa sin fines de lucro recibe este tipo de sanciones y quienes representan a Pastores por la Paz han expresado su disposición de seguir luchando para no convertirse en un nuevo caso de retiro de la condición “libre de impuestos”.

     Llanisca Lugo, coordinadora de Solidaridad del Centro Martin Luther King, relató la sorpresa que constituyó conocer la medida de IRS con Pastores por la Paz. Es inevitable, añadió, recordar tantas imágenes en el transcurso de estos años, ver a muchos que vienen y regresan y nunca se cansan de montarse en esa caravana que no sólo llega aquí, sino que recorre Estados Unidos regando sentimientos por Cuba y siempre regresan a nuestro país con nuevas esperanzas de tender un puente de amor y de respeto mutuo.

     En su intervención recordó la gran labor Lucius Walker, una parte de cuyas cenizas se encuentran en el Centro Memorial, así como la de su hija Gail, quien ha luchado por mantener vivo el proyecto y por fortalecer la solidaridad hacia Cuba. Resulta muy contradictorio, expresó, que si el gobierno de Estados Unidos pretende avanzar en la normalización de relaciones se sancione a Pastores por la Paz.

    El despojo a IFCO de su carácter de organización no lucrativa y por tanto libre de impuestos es calificada como un ataque a la solidaridad entre los pueblos. “Es castigar la historia de resistencia que ha significado su lucha. Recordamos la huelga de hambre de los caravanistas en la frontera con México en 1993, exigiendo la devolución de un ómnibus y el respaldo que desde Cuba dimos a ese gesto asumiendo también la huelga frente a la Oficina de intereses de los Estados Unidos”. El Centro convoca a todos los amigos del mundo a sumarse al apoyo solidario hacia esta organización hermana.

     Nacira Gómez, del Comité de Distribución de Pastores por la Paz en Cuba, reconoció que la principal beneficiaria de la labor de Pastores por la Paz en este país ha sido la familia cubana y con esta decisión muchas de ellas serán afectadas. Con esta ayuda en medicamentos, materiales escolares, transporte, se han beneficiado proyectos sociales y de las iglesias que van dirigidos a ayudar a personas de la tercera edad o niños con discapacidades

    “Si nos preguntaran cómo quisiésemos que fueran las relaciones entre Cuba y Estados Unidos tenemos que decir que fuesen como son las relaciones entre Pastores por la Paz y el pueblo cubano,” expresó el Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, Rev. Joel Ortega Dopico quien resaltó a Pastores por la Paz como un ejemplo de lo que debe ser la relación entre dos pueblos del cual debe aprender el gobierno de los Estados Unidos.

    El Consejo de Iglesias expresó que “el trabajo de IFCO/Pastores por la Paz en Cuba ha visibilizado ante nuestro pueblo la nobleza, la amistad, el amor, la fraternidad y la solidaridad del pueblo estadounidense; sólo una pequeña porción de él mira a Cuba como “el Enemigo”; esa pequeña porción inmovilizadora del futuro y del progreso parece estar concentrada en la secretaría del Tesoro, la OFAC y ahora en el IRS, que continúan aplicando la Ley de Comercio con el Enemigo del Departamento del Tesoro.”

    Con esta acción se pretende socavar la solidaridad y fraternidad entre nuestros dos pueblos y minar la Revolución Cubana para que ésta, a su vez, haga dejación también de sus principios revolucionarios; algo que jamás lograrán.

    Les habló, para Radio  Miami, ahora solo por Internet, Nicolás Pérez Delgado.

CUBA-LA HABANA- CONFERENCIA DE PRENSA, DENUNCIA DECISIÓN DE REVOCAR ESTATUS A PASTORES POR LA PAZ  Manolo de los Santos, representante de Pastores por la Paz.  Foto: Oriol de la Cruz Atencio.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!