Gloria eterna a los mártires y héroes de la patria

   cuba-tributo-13demarzo-foto-marcelinovazquezEl 26 de  julio de 1,953, se había efectuado la gesta brillante que condujo al comienzo de una gran revolución armada en todo el país contra la tiranía de Fulgencio Batista El asalto al Regimiento acantonado en el cuartel Moncada de Santiago de Cuba y otra brillante escaramuza contra otra instalación militar en cercano Bayamo.  Un tiempo  después de cumplir prisión Fidel Castro y otros compañeros, se produce el desembarco de yate Granma, comandado por el mismo abogado, Fidel. Se crea así el Frente Guerrillero del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra.

Cuba hervía en insurrección y en la capital de país, se realizaban actos de fuerte contenido patriótico, hasta que el brazo armado del Directorio Revolucionario, comandado por el presidente de la FEU, José Antonio Echevarría,  decide atacar el Palacio Presidencial, el 13 de marzo de 1,957 –  hace exactamente 59 años –   en concordancia con la Organización Autentica. Faure Chomón y Carlos Gutierrez Menoyo – herido y muerto en la acción respectivamente- dirigen el ataque, así como junto a la indispensable presencia de Menelao Mora, líder del autenticismo.

Ese día a las tres de la tarde, se producen simultáneamente los asaltos al Palacio, con medio centenar de combatientes y a la Estación Radio Reloj, donde y cuando estaban hablando los locutores también militantes revolucionarios, Florial Chomón, hermano de Faure y Jorge Martin ambos miembros del DR, acción comandada por José Antonio Echevarria. Desde donde “manzanita” – apodo del líder universitario – declararía el ajusticiamiento de Batista y levantaría al pueblo entero contra los restos de la dictadura. Después de esto muere en enfrenamiento  a tiros contra esbirros de la policía, a solo escasos pasos de la Universidad de La Habana donde se encontraban otros jóvenes  rebeldes armados y acuartelados. José Antonio muere con el sueño de haber cumplido con el sagrado  deber revolucionario de haber contribuido en el ajusticiamiento de tirano.

Al ataque a Palacio fracasó, pese a haber llegado hasta el tercer piso y a la misma oficina dfel dcictador. Una razón fue la huida del tirano de su despacho privado y otra la falta de apoyo  de armas y personal que nunca llegaron, por vacilaciones de sus líderes, a la toma de lugares estratégicos que ayudarían con gran efectividad a los atacantes del Palacio. Todo esto dio tiempo a que las fuerzas del regimen se reforzaran con soldadesda de otras partes.   De los cincuenta combatientes que se dejaron solos por cobardía de otros, murieron veintitrés.

Hoy todos los cubanos recordamos con dolor, admiración y repudio a los cobardes, sobre este hecho que hubiera hecho cambiar la historia de la patria, en aquellos momentos sin tener que esperar a casi dos años después y centenares de muertes para lograrlo.

             Es negocio explotar con propaganda el caso cubano.

Cuando nos levantamos por las mañanas, casi siempre y después del obligado café, vamos directo a leer la prensa matutina. En nuestro caso nos queda el incompleto remedio que repasar el apéndice de la compañía McClatchy, los Heralds, pero sobre todo “El Nuevo…”, ya que este siempre desvía para mal,  su atención primordial hacia Cuba y Venezuela así como  los países con gobiernos de izquierda o progresistas y con énfasis en los de América Latina.

La primera plana de cualquier periódico que respeté a sí mismo, empieza con el nombre de esa publicación y después, casi siempre y así sucede en las costumbre latinas, se explica con una simple oración como una especia de lema tipo editorial, pero como cintillo adicional al título, por ejemplo podría decir: “Ejemplarizando la verdad”, aunque se le premie con una trompetilla, pero el esfuerzo se hace.  Además de datos con fechas, etc. Después y seguido debajo vendrá la noticia principal del día, compartida por otra, más abajo, de similar importancia.

No así sucede frecuentemente con El Nuevo Herald, cuyo objetivo principal es la crítica destructiva como único negocio para vender anuncios. Tenemos el caso de hoy como uno de rutina. En la parte segunda de la primera plana, que debe tratarse de una noticia de segunda importancia, aparece un reportaje con una foto de una dama con un celular mostrando una foto de su familia. “Una familia cubana espera en vilo la decisión de un juez”, reza el título de la noticia (¿?).

El estilo de la nueva del día, muestra al leerla, la calidad que es el reflejo de quien la escribe, Nora Gámez Torres, periodista “estelar del anti cubanismo local”. La gran noticia de segunda importancia, es sobre un matrimonio de cubanos que quedaron detenidos después de escasas horas del decreto del presidente Barack Obama, sobre la eliminación de “pies secos / pies mojados”, el pasado 12 de enero.  A este matrimonio ya entrado en años de la tercera edad se le arresta, pues dijeron al llegar de paseo a Miami desde la isla poquísimo tiempo después de la eliminación del privilegio cubano para el “asilo” (¿?), que deseaban quedarse a vivir aquí.

La eficacia  y velocidad de los oficiales de emigración de Miami, es asombrosa cuando se trata de aplicar rápidamente la ley contra y  sobre todo con personas de procedencia hispana, en este caso cubana.  Ojala lo hicieran así en otras cuestiones de quizás mayor importancia.

Aquí es donde se le trata de encontrar el meollo de la cosa. El famoso abogado local Wlfredo Allen, vio hábilmente una posible lasca de utilidad profesional si se le sabe dar la vuelta al caso.  Presto se lanza a elaborar un plan sui generis, de este caso. Busca probar fehacientemente que esta pareja de ancianos, puede hacer peligrar sus seguridad e integridad física y  personal si son regresados a la isla. Motivos dados por Allen y lo que se conoce en esta nación como “facts” (hechos) son que el hombre se le incautó tiempo atrás una carga de tomates que pretendía vender sin el pago acostumbrado de impuestos a la venta para el sector privado,  que rige en Cuba.

El señor Allen logró llevar el caso en la Corte,  de manera que se interpretara en el mismo sobre la base de enjuiciar un sistema y todo lo que se oponga de cualquier manera a este, y no a un par de viejitos, que  podría ser objetos de persecución en Cuba. De esta forma la pareja de “pobres viejitos”, si se regresan a la isla, les podrían hacer imposible sus vidas por “un revanchismo político hacia ellos”.

Vaya que este abogado se las trae. Nos parecen infantiles sus argumentos de buscar asilo político a un par de ciudadanos cubanos de esta forma tan poco probable, “por vender tomates sin pagar impuestos”.  Al parecer hay una relación bastante profunda entre este leguleyo y el juez a cargo de caso, Adam Apaciuch, considerándolo a manera personal,  “una persona decente y ser de los mejores de Miami”. Con estos elogios se prueba una posible operación de influencias que podría ayudar a los resultados de su nuevo invento de persecución a la cubana, por vender alimentos de manera ilegal.

En las vistas del caso intervendrán personajillos conocidos como “el almirante sin flota Ramón Saúl Sánchez” y un sujeto, Juan Antonio Blanco,  que al parecer se encuentra en Miami de paseo, con todo incluido pagado,  como ya es costumbre,  auto denominado “Director de la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba” y otros de menor monta nominal.

Cuando dije que es negocio explotar el caso cubano, me refiero a estos barullos que utiliza el abogado Allen, pare enriquecer aun más su fama,  y sus bolcillos, claro está.

Les habló, “Desde Miami” Roberto Solís.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!