Los bandidos y el negocio del talento ajeno.

Como es ya costumbre, es de suponer que esta área de sol y playas, Miami, es cuna de delitos de fraudes, robos, marañas y crimen organizado, teniendo como premio ser una de las primeras áreas en estos quehaceres en todo el país. Ahora le toca el turno de la publicidad a los “vive bien” a costa de otros. Se trata de la trata de personas, – valga la redundancia – en el caso de los peloteros de gran valor deportivo.

Los “negociantes”, cabilderos, agentes o como quieran llamarles, que se dedican a escarbar en terrenos propicios para grandes ganancias tomando valores ajenos, se han dedicado por mucho tiempo, a sacar peloteros ilegalmente de la isla, o hacerlos que en juegos de competencias internacionales en terceros países, deserten y traerlos después de firmar grandes contratos con ligas Triple A y las Mayores, a cambio de muy buenas cifras con los que inocuamente los susodichos firman compromisos, para recibir algunos millones de pronto, ofertas que no se pueden dejar pasar. Estos peloteros cubanos estrellas, se deslumbran comparando sus entradas económicas actuales y alguna que otra salidita fuera de Cuba, para comprar pacotillas y otras cosas necesarias para los suyos, así como las de un futuro prometedor y no aguantan la tentación y por supuesto ceden ante ella aunque con ello benefician a intermediarios ilegales y delincuentes de cuello blanco. Pero es bueno destacar que “no son todos los que están ni están todos los que son”.

Recientemente se llevaron ante la justicia dos de estos especímenes, un agente deportivo, Bartolo Hernández y Julio Estrada, entrenador físico, acusados de delitos de contrabando humano y tráfico de peloteros, donde y cuando se incluyó el viejo sistema sacar de manera ilegal personas por el costo promedio de $ 10 mil por cabeza.

Por cierto que esta última marañita en particular les produjo unos $35 millones a los dos.

Una vez ya contratados por equipos yanquis y el anterior compromiso firmado con todas las de la ley – pero violándola al mismo tiempo – pagan a los “intermediarios” algunos millones de dólares por sus servicios prestados y “chirrín chirrán” este cuento se ha acabado.

Recuerdo que esto es penado con fuerte tiempos de cárcel, al menos en Cuba, donde ya son huéspedes de prisiones algunos de estos sujetos, sorprendidos allá antes de cerrar los tratos. Ahora les toca a los yanquis nuevamente aplicar sus leyes y se espera que resulten de parecidas sentencias carcelarias para estos y así se da otro ejemplo.

Los brasileños prefieren ser atendidos por médicos cubanos

El ministro de Salud de Brasil, Ricardo Barros, admitió que los pacientes brasileños prefieren a los profesionales cubanos del programa “Más Médicos” antes que a los nacionales, y lo atribuyó a la entrega al trabajo demostrada por los isleños.

Los cubanos están el día entero a disposición de la población; trabajan de 8:00 de la mañana a 6:00 de la tarde, incluso sábados y domingos, y ese es el tratamiento diferenciado que hace que la aprobación de Más Médicos sea del 95 %, explicó ante la Cámara Municipal de Curitiba.

Barros, destacó el portal Bem Paraná, recordó que en fecha reciente la cartera sanitaria convocó a galenos brasileños a cubrir mil 400 plazas en el programa y optaron por las mismas ocho mil 700.

Lamentó, sin embargo, que 600 de quienes fueron llamados para incorporarse ya desistieron de hacerlo, alegando que es mucho el volumen de trabajo.

Cuba se integró al programa Más Médicos desde el año 2013, a solicitud del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y con la participación de la Organización Panamericana de la Salud.

A partir de entonces se mantuvieron laborando en Brasil unos 11 mil 400 galenos de la Isla, los cuales prestaron servicios en tres mil 356 municipios (el 83 % de los cuatro mil 058 participantes en el programa), y beneficiaron a 40 millones de brasileños, en particular a las familias de menos ingresos.

Fuente: Radio Agramonte.

Les habló, “Desde Miami”, Roberto Solís.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!