¿Cuánto le pagan a Almagro por su misión?

 

Traducido desde el más allá por Max Lesnik

 El Secretario General de la OEA Luis Almagro se ha ganado un buen “nombrete” desde que  asumió la  indigna misión de  crucificar a la República Bolivariana de Venezuela para complacer a quien bien le por sus servicios. Le dicen “La bien pagá” como al personaje de una canción gitana que cantaba “La Faraona” Lola Flores en los escenarios de Madrid.al

Saber a ciencia cierta cuánto gana el señor Almagro en su posición de Secretario General  de la OEA  es algo que raya en el misterio porque se tiene a  esa información en la categoría  de “asunto confidencial”  por  razones de “Seguridad Internacional”. Se dice sin embargo que su salario es el mismo del Secretario General  de las Naciones unidas menos un 4 por ciento aunque no se explica la razón de tan pequeña diferencia salarial.

Pero a pesar  del  misterio, gente que se dice bien informada señalan que  el salario de Almagro raya  en unos 15  mil dólares mensuales  es decir unos 180 mil al año aunque hay quienes apuntan que la cifra  es ahora  de  unos 360 mil con el  reciente  aumento salarial a petición expresa del flamante Secretario General. A eso hay que añadir todos sus gastos de viajes  y  dietas, comidas  y jolgorios  para él y toda  su familia  que vive en una lujosa residencia  de Washington donde no falta  ni el alpiste importado  para alimentar  unos canarios cantantes que moran muy alegres  en la dulce morada washingtoniana  del acomodado diplomático uruguayo

Hay otras dos casas en la capital  norteamericana adjuntas a la del Secretario General, una para  la servidumbre con cocinero Chef  de Nombre  y otra para el personal de su seguridad.

En cuanto a su retiro los beneficios son envidiables. Al concluir su mandato de cinco años Almagro se puede jubilar con una pensión del cien por ciento de su sueldo. Pero no  hay que preocuparse por  esos costos puesto que  el presupuesto anual de la OEA es de unos 73  millones de dólares que dan para pagar una burocracia de 500 empleados  fijos y unos 400 que cobran según las necesidades  del caso.

Para nadie es un secreto que la mayor parte del dinero  que cuesta mantener la OEA lo aporta   el gobierno de Estados Unidos y de ahí  que  el señor  Almagro sea tan  diligente en cumplir  su misión de crucificar  a Venezuela. Como  el  que paga  manda, ahí está  la explicación, a  Almagro  le dicen  “La Bien Pagá”. Y bien pagá que está.

Y hasta la próxima entrega de El Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!