La batalla por la oreja de Trump

 

En la Casa Blanca se está librando una enconada lucha entre dos tendencias contrapuestas que aspiran a guiar  al Presidente Donald Trump en lo que respecta a la política exterior  de un gobierno que se debate  en la duda y que provoca  incertidumbre  sobre el camino a seguir en la arena internacional.

Y es que  el  tablero  de ajedrez de la política mundial es al duro y sin guantes donde el que pestañea pierde y una pifia en una jugada puede ser fatal  para cualquiera  de los  contendientes, llámense  el Presidente de Estados Unidos, de Rusia o de  China como actores  principales o  ya sean las fichas menores  como Corea del Norte, Siria, Israel o cualquiera de los  aliados  de uno y otro bando que se disputan la hegemonía  mundial.

La ventaja que  tienen Putin  y el Presidente  Xi  es que detrás  de  cada uno de ellos   hay  un gobierno y un país que les respaldan sin vacilaciones, puesto que nadie  pone  en duda que tanto el líder ruso como el chino están en total  control de las riendas del  poder sin batallas  palaciegas entre tendencias  encontradas  como le  ocurre al Presidente norteamericano.

download (1)Y es que ahí está la cuestión, porque para nadie  es un secreto que en la Casa Blanca  se está librando  una batalla  por  la  oreja de Mr.  Trump, es decir  a quien le presta oídos  el mandatario norteamericano, si a su yerno  Jared Kushner, judío de religión  globalista y  Demócrata  de filiación   o a su  consejero Steve Bannon Republicano de derecha, aislacionista de corte nacionalista a quien  se acusa de antisistema y antisemita y que el   ”Establishment” tiene en la mirilla, que lo ve  como al perverso  Rasputín que quiere gobernar  al  país desde la sombra.

O sea su yerno  Jared Kushner,  el  marido  de su hija Ivanka que aboga  por  las  paces  con el “Establishment”   o  Steve Bannon  el genio gris del nacionalismo  norteamericano. Ese es el dilema que tiene  ante si el Presidente  de  Estados Unidos.download

Esa es la batalla  por  la  oreja  de Donald  Trump.  Y me inclino a pensar  que la que rodará  será la cabeza  de Mr.  Bannon. “Si París bien vale una  Misa”,  como dijo  una  vez un Rey de Francia, Washington también  vale más  que  una promesa  de  campaña. Con Bannon  se iría  al infierno el intento de  fascismo  americano. Consummatum Est.

Les habló para Replica de Radio-Miami su director Max Lesnik.

 

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!