Las otras invasiones a Cuba

 

 

Hoy es 17  de  abril aniversario de la invasión de “Bahía  de Cochinos” o de “Playa Girón”- que el nombre es lo de menos- cuando lo cierto es que el hecho significó un antes y un después en la historia de Cuba, porque a partir de la victoria de Girón por parte de las huestes  revolucionarias fidelistas , que  contaban con  el  apoyo masivo de “Patria o Muerte “ del pueblo  cubano   fue que se consolidó en el poder la Revolución  y Fidel pudo  llevar  adelante sus planes de hacer de Cuba el primer  Estado  socialista  en el continente americano. El resto es historia conocida.

¿Pero será la Invasión  de  Girón el último intento de una potencia extrajera – porque  detrás  de los cubanos invasores estaban  los  norteamericanos- por  conquistar  por  la fuerza  la isla de Cuba?la-crisis-de-los-misiles-en-cuba-1962-16-728

Hay que recordar  que  después  del  frustrado intento  de  “Bahía de Cochinos”   Cuba   estuvo  al borde  de otra invasión a la isla por  parte de Estados Unidos  cuando  la  “Crisis de los cohetes  Octubre”  del  año  1962, operación  militar  que no se llevó a cabo gracias  al acuerdo  Kennedy-Kruschev  que puso fin a aquella confrontación  ente  los  gobiernos  de Washington y Moscú  que pudo haber acabado con un  holocausto nuclear.

Lo cierto es que  Cuba, por  su estratégica  posición  geográfica que la  hace  la  llave  del  golfo de México o centro  del equilibrio del  mundo  como decía  Martí, ha estado  siempre  en  la  mira de  los  imperios  mundiales  desde la primera invasión a la isla por los  españoles, cuando Cristóbal Colón desembarcó cerca de Baracoa más  o menos  por  estos  días  de Octubre  del año 1492.

Y después  que  lo  españoles  colonizaron  la isla para su explotación  y  beneficio,  vinieron  las  “invasiones”  de   Piratas y aventureros  de toda laya de la mar Océano que incursionaban  en las costas cubanas y hasta una vez tomaron  La  Habana, como el  famoso  francés Jaques de Sores que pidió un oneroso  rescate a los pobladores capitalinos  y hasta se llevó  también   junto  al jugoso  botín en dinero  y joyas  las  campanas  de las  iglesias de la incipiente  ciudad habanera.

Después desembarcó por  la  zona  de Guantánamo  el  Almirante  inglés  Vernon con tropas  de las trece colonias  de Norteamérica- entre  ellas un hermano  de George Washington- en un intento que no tuvo  éxito  pero  que fue  precursor  de la  “Toma  de La  Habana por   los  ingleses  en 1762”.  Vino la paz  y los invasores británicos se fueron de La Habana a cambio de que  España  les diera La Florida, un trato que ambas partes  consideraron entonces como bueno tanto  para Londres  como para Madrid.

Pero  ya Cuba  estaba en la mirilla de lo sería  poco tiempo después  los Estados Unidos  de  América. Doctrina  Monroe, “La fruta madura”, el  hundimiento  del acorazado Maine  en la bahía de La Habana, la declaración de guerra a España  y la invasión  norteamericana  a la isla  en 1898, para así ocupar Cuba  en lo que fue  la “Primera  Intervención”. Después  vendría  la  segunda con otra  ocupación militar  del territorio  cubano. De ahí en adelante hasta  Playa Girón en 1961,  las  “invasiones” a Cuba  por  parte de Estados Unidos no serían  con soldados de uniforme  sino con  guantes  diplomáticos que ocultaban  la  mano  de hierro de la dominación semi-colonial  que se escondía detrás de la  llamada  política  de “Buen   Vecino”. Los   soldados “ invasores”   no eran ya norteamericanos  sino  cubanos del  ejército  nacional puestos  al servicio  de  vecino  del norte, con su Batista  al frente que era algo peor porque  así se salvaba la  cara sucia del  imperio.

Es cierto que vivimos  en otros  tiempos.  Pero  también es cierto que este mundo  de hoy es  incierto y que una guerra peligrosa puede  estar al doblar  de la esquina. Cuba no parece estar  esta vez en el punto focal del Pentágono  o la Casa Blanca que  mira más para le península  coreana o el  convulso  Medio  Oriente. Pero quien sabe, porque  siempre habrá  cubanos  de Miami  atizando  odios y “cranque” para que Estados Unidos les saque las castañas  del fuego. Ahí se las  dejo y los pongo a pensar.

Y hasta la próxima  entrega de El  Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba a fría. Bambarambay.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!