Solo bastaron de tres días

Después de fieros combates entre un grupo de invasores financiados por la CIA y en espera de la intervención directa de la aviación yanqui, unos 1,100 mercenarios se entregan sufriendo el vergonzoso fracaso de la historia donde y cuando, trataron de desestabilizar la Revolución Cubana, esperando que sus sueños/pesadillas se volvieran realidad, sin encontrar los famosos carteles que  se supone estrían en las caminos y se les había informado por sus superiores,  alertando que La Habana estaba “hacia allá”, esperándolos como “libertadores que venían a rescatar la patria”. Los únicos avisos que se encontraron fueron los de la rendición para salvar el pellejo.  Se había, no obstante,  perdido más de un centenar de vidas de  valientes combatientes que defendían su patria.

El fracaso de esa  supuesta invasión que llegó desde la Nicaragua de Somoza, tres días antes, era esperado por todo el pueblo  cubano, contra quien iba dirigida esta cobarde acción.

Pese a que su consigna de esa llamada Brigada 2506 era la de vencer o morir, la decisión fue la de dejar de combatir y entregarse como corderos. No era  tanto el  valor comprobado entonces. Un  montón de ellos confesaban en los juicios que, “habían venido como cocineros” en los barcos.

El pueblo cubano festejaba en masa la noticia, en calles y barriadas, se bailaba y reía con el júbilo genuino de los dignos criollos. Dicen que “eran las  tres de la tarde cuando  mataron a Lola”, en nuestro caso fue a las cinco  de la tarde, de ese 19 de abril de 1,961, cuando se rindieron los traidores mercenarios.

El relajo de los precios de pasajes aéreos.

Desde hace un tiempo han comenzado las guerritas de precios en los pasajes vía aérea entre puntos distantes de Estados Unidos y hasta otros fuera del contingente.

Un ejemplo claro es el de un reciente anuncio que leí ayer y decía entre otras cosas, los precios entre puntos del mapa. De Ockland a Merced, bien lejos por cierto, el precio era de   $18.00. De Merced hasta Los Ángeles, también $ 18.00. De Baltimore a  Du Bois, que hay 690 kms. cuesta $ 52.00, por solo citar un par de ellos . No son pocas las veces que se puede conseguir un pasaje desde Miami  a San Francisco, en ambos extremos del país entre Atlántico y Pacífico, en menos de $ 100.00.

Después de la introducción  de compañías regulares en viajes a Cuba, los precios son casi ridículos si se comparan con épocas de los obligados ”Charters”. Un viaje de ida y vuelta a Holguín cuesta menos de $ 200.00 y  así como a Santa Clara $ 160.00, menos de la mitad de los Charters. Por todo Miami se leen anuncios de viajes a la isla por solo $ 69.00. En todos estos casos se incluyen los gastos extras y obligados por la isla,  que cobran los ”Charters”: Seguro Médico del viajero (unos $ 47.00) y los impuestos aterrizaje y despegue en Cuba (que oscilan entre los cuarenta y tantos dólares  ambos). Entonces si esto es así ¿dónde está al precio real del viaje?

Los vuelos Charters están pasando sus peores momentos de la historia, hasta que se ve peligrar su supervivencia. Pero están obligados, por ahora a pagarlo estos viajeros temporales y definitivos desde la isla hasta Miami, por verse necesariamente  a sacarlos en Cuba, ya que no hay agencias de vuelos, por ahora (ya JetBlue, está por abrir su propia oficina en el Vedado)  Pero si se pagan desde Miami directo a la línea aérea, para un pasajero de origen en la isla,  entonces si pueden reducirse sustancialmente para el viajero que origina su vuelo allá. Hay dos alternativas: O pagan   más de $ 400.00 para que vuiejen ida y vuelta o se les saca en pasaje desde acá.

Les habló “Desde Miami” Roberto Solís.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!