Los dos Juanes en contraste

                             images  Tenía un amigo que murió en Miami  hace unos cuantos años a quien le decían “Juan Pescao”. En Cuba su familia tenía una gran fortuna y gracias  a ella  vivía en la opulencia gastando dinero a tutiplén, sin que el trabajo le rozara su jacarandosa  humanidad. Vivió sus  años  mozos a todo dar hasta el triunfo  de la Revolución y como decía  la tonada  de Carlos Puebla “y llegó  el Comandante y mandó   a parar”.

“Juan Pescao”  se fue  de Cuba y a Miami vino a dar con todos sus resabios  de millonario confiscado y la explicable  amargura que le provocara su nueva condición económica social. Despotricar contra la Revolución en cada  esquina de Miami, era habitual  en él aunque nunca perdió  su sonrisa y su buen carácter  de cubano jovial. Podríamos  decir que nuestro amigo “Juan Pescao” hasta que se lo llevó  la muerte no paró  de  hablar mal  de Fidel a quien nada tenía que agradecer  como no fuera su lamentable desgracia.

En contraste  conozco a otros “Juanes” que también andan en Miami despotricando contra Cuba  y  su Revolución sin razón alguna   para ello, puesto que de no ser  por  ella que les dio  educación, profesión y  cultura no  hubieran pasado en la Cuba  de ayer  de  repartidor  de periódicos, carretilleros  de “mango  mangue” o albañiles  de ocasión.

De estos  dos  Juanes  me   quedo  con “Juan Pescao”. Que por  lo menos nunca  fue malagradecido y vivió fiel  a  su clase como hombre leal a su abolengo que nada tenía que  agradecer  a la Revolución  que  el otro Juan traicionó.

Les habló para Réplica de Radio-Miami su director  Max Lesnik.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!