El gran dilema  del  pueblo norteamericano

A quien creer al  Presidente  de Estados Unidos Donald Trump  o al  ex jefe  del  FBI  James Comey?  Ese es el dilema que enfrenta  en estos  momentos  Estados Unidos  un pueblo  más divido que  nunca antes en su historia como no fuera cuando la Guerra Civil norteamericana del pasado siglo diecinueve.

463342

Trump  dice  que no es cierto lo que expresa Comey en un memorándum del  ex jefe  policiaco según el cual el mandatario  le  pidió que  no siguiera adelante con  una  investigación  de “Conexión rusa” de su entonces  Consejero de Seguridad Nacional el General  retirado Michael  Flynn, algo que  de ser cierto sitúa a  Trump en una evidente  violación   de la ley, puesto que un Presidente de Estados Unidos no tiene la prerrogativa  de  parar  una investigación  de un funcionario de su administración  y mucho menos cuando se trata  de un asunto de Seguridad Nacional.

Si bien es cierto que  Trump  desde que llegó  a la Casa Blanca no sale  de una controversia  para entrar  en otra- lo que lo hace el  Presiente  más  polémico  desde los tiempos  de Richard Nixon- también  es verdad que  la prensa  norteamericana en su casi  totalidad, con la  excepción  de la cadena televisiva  Fox ha sostenido  una guerra mediática  contra  el Presidente  Republicano de tal magnitud  como no se  recuerda en la historia  de la presidencia  de Estados Unidos.

¿A quien le va  a creer el pueblo norteamericano? ¿Al Presidente Trump o al ex jefe  del  FBI  James Comey? Los “Trumpistas siguen firmes  al lado  de  su  líder. Los  Demócratas en su totalidad  están contra  Trump  igual  que  la  gran  prensa nacional,  pero  Trump conserva  hasta  ahora  la  lealtad del  Partido  Republicano  que domina  la  Cámara de Representantes y  el  Senado  federal.

Ese es el cuadro  real que presenta  la  política  norteamericana  de hoy. No vamos  a hacer predicciones aunque una cosa  es cierta. Que si los  Republicanos  le  fallan a Trump su presidencia se va por  el caño  de las aguas  de albañal  como le  pasó a Richard  Nixon  cuando quiso  ser  un Presidente   imperial.

¿Sobrevivirá Donald Trump  al acoso de sus adversarios? ¿Continuarán los Republicanos  dándole  su apoyo a pesar  de todo?

Solo les  añado una cosa. ¡Ojo con el vice!! Ahí se las dejo y los  pongo a pensar.

Y hasta  la próxima entrega de El  Duende que con  mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!