José Martí Pérez, el único

 

Hoy se cumplen 122 años de la desaparición física del héroe y guía nacional de Cuba, José Martí. Hablar de este gigante de ideas y acción, sería interminable pero vale sí, la pena expresar nuestro recordatorio a esa luctuosa fecha que nos despojó de un futuro distinto para nuestra patria entonces.marti_jose_2

Nuestro Martí fue la figura insigne latinoamericana que supo unir  a tiempo los vetarnos de las guerras del 1,968 y los que como él, se iniciaban en la lucha. Sufrió destierros y allá precisamente en las montañas de la pomposa y arrogante, la opresora España, revela su verdadera condición  de líder, aún estando preso. Después narra en su libro los Horrores del Presidio Político en Cuba.

Honraba cada minuto de su vida las virtuosas cualidades de maestro, periodista, excelente orador, escritor, poeta, filosofo,  que hacen de un hombre todo un líder.

La estancia y torturas  en las canteras de San Lázaro, con solo 19 años de edad, enriquecen y endurecen su espíritu de lucha. El líder de la insurrección cubana, viaja por parte  el mundo llevando el mensaje de Libertad o Muerte del pueblo cubano en armas, buscando apoyo, recursos y hombres, como lo logró en Tampa en Estados Unidos en 1, 891.

Preparo planes como el de Fernandina, que fracasa, pero no dilata un solo instante la guerra que , prepara y participa.

Después de allanar las diferencias entre las dos generaciones de veteranos, vuelve a Cuba a tomar parte activa de esa guerra que dirigiría junto a Gómez y Maceo, siendo entonces por decisión unánime del Ejercito Mambí, el Presidente de Cuba en Armas y Delegado General de único órgano político, el Partido Revolucionario Cubano.

Este ser único, nos dejó sin desearlo, las faltas de respuestas sobre ¿ qué hubiese pasado en nuestra patria, la de Martí cuando solo hubiera tenido 45 años de edad y se hubiera enfrentado a la componenda e intromisión de los americanos en la victoria de la guerra de los mambises en 1,898, adueñándose de nuestro triunfo y de la patria entera ? Estamos seguros que ese hecho no hubiera sido parte de nuestra historia.

Dícese que hubieron algunos escasos comentarios sobre su poca participación en la lucha armada, cosa que al perecer enardece su espíritu de lucha y escapa de sus custodios que deberían evitar su vinculación directa entre los disparos del enemigo en aquel campamento y se lanza a combatir con su caballo blanco, su traje negro, su arma en la mano y el  vigor revolucionario – pero sin experiencia –  a enfrenar a los españoles en una pelea de frente. En horas del medio día del  19 de mayo de 1,895, cae abatido a tiros, en las coincidencias de los ríos Contramaestre y Cauto, conocido por Dos Ríos, en el oriente cubano, regando con su sangre esos campos de batalla.

Yo tuve el alto honor de poder  visitar ese lugar en años anteriores.

Así cae nuestro apóstol José Martí, cumpliendo fielmente sus deseos de: “No me entierren en lo oscuro/ A morir como un traidor/ Yo soy bueno y como bueno/ Moriré de cara al sol.”

¡ Gloria eterna a nuestro Héroe Nacional José Martí y Pérez !

Les habló, “Desde Miami”, Roberto Solís

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!