En Cuba el trabajo por cuenta propia, llegó para quedarse II

trabajo-por-cuenta-propia-cuba-270516

El trabajo por cuenta propia en Cuba ha sido fuente de controversias.Tal como decíamos en la jornada anterior, el tema de las regulaciones dictadas recientemente por el gobierno cubano, en relación al trabajo de los cuentapropistas, ha sido objeto de una manipulación malintencionada por la prensa en el exterior. Ofrecemos hoy la segunda parte de un artículo periodístico que va al fondo de este polémico acontecer de la economía cubana. Decimos en la segunda parte de este análisis:

En lo que podemos llamar la nueva era del trabajo por cuenta propia en Cuba, también será modificada la actividad «elaborador vendedor de alimentos y bebidas mediante servicios gastronómicos en restaurantes». En su lugar se han diseñado dos: «servicio gastronómico en restaurante» y «servicio de bar y recreación», cuya denominación y alcance se definirán de forma precisa en las normativas que se publiquen al respecto.

Otra de las novedades es que se autorizará al titular que tenga trabajadores contratados y necesite ausentarse por enfermedad prolongada, de él o de familiares bajo su responsabilidad, o por salida al exterior, la posibilidad de designar a uno de los contratados para asumir el cumplimiento de sus deberes. Específicamente para salidas al exterior, se concederá dicha prerrogativa por el periodo de tres meses, lo cual está en correspondencia con las regulaciones laborales aplicables a los trabajadores del sector estatal. Si el propietario está más de 3 meses fuera de cuba tiene que nombrar un sustituto. Alguien que responda legalmente por la compañía.
De manera general, con las modificaciones aprobadas se fortalece del control de las actividades por cuenta propia desde el nivel municipal hasta el nacional. En el particular de las administraciones locales, entre otras responsabilidades se detalla la de realizar una evaluación colectiva y la pertinente comprobación, previo a la entrega de autorización en determinadas actividades, con el propósito de evitar contaminación, afectaciones sanitarias, problemas de convivencia y otros que pudieran afectar los intereses colectivos y de la sociedad.

A la par, se ha diseñado una mayor integralidad en los controles, de manera tal que los problemas sean valorados en su conjunto por inspectores de los diferentes sectores implicados en una u otra actividad.
En el caso particular del servicio de transportación de pasajeros que brindan los trabajadores por cuenta propia en vehículos automotores, Débora Canela Piña, especialista principal en el Ministerio del Transporte, refirió que se incluyen, entre otros elementos «la modificación del Reglamento de la Licencia de Operación de Transporte, restituyendo su alcance municipal, provincial o nacional, así como la actualización de los requisitos para su otorgamiento.

Canela Piña detalló que ya han comenzado a aplicarse especificidades como la inspección técnica de los vehículos; el análisis de los expedientes de los conductores previo a la autorización de la actividad; y el ordenamiento de los servicios en sistemas de rutas, piqueras, terminales o puntos de embarque. Para la provincia de La Habana se permitirá la asociación de transportistas privados a las cooperativas de taxis ruteros creadas y se iniciará un experimento que abarque la totalidad de los vehículos, entre cuatro y catorce pasajeros, que deseen operar en rutas de la capital del país.

Los porteadores privados que formen parte del experimento, entre otros beneficios podrán adquirir el combustible para operar a precios diferenciados; y según la disponibilidad de recursos del país, tendrán acceso al mercado mayorista para la compra de herramientas, partes, piezas de repuesto y accesorios al precio minorista menos un 20 % de descuento.

Además, explicó la funcionaria del Ministerio del Transporte, Débora Canela Piña los vehículos y piqueras incluidos en el experimento deberán estar correctamente señalizados con rutas, precios, horarios y otros. El precio de las rutas se establecerá por tramos, que no superarán los 8 kilómetros, con un precio de 5 CUP.

En los nuevos tiempos del trabajo por cuenta propia que ya vive Cuba, hay que destacar los matices Tributarios, porque las cuestiones tributarias tampoco han quedado fuera del perfeccionamiento diseñado en esta ocasión, y asi lo puntualizó Vladimir Regueiro Ale, director de Ingresos del Ministerio de Finanzas y Precios.

La captación de ingresos del trabajo por cuenta propia es algo positivo al significar una fuente de ingreso destinada a los presupuestos locales, pero todavía persisten reservas que se escapan por el incumplimiento y la subdeclaración. Respecto a la actualización que se pondrá en marcha, responde al reordenamiento del trabajo por cuenta propia, que esta vez implica la unificación de un grupo de actividades y el reconocimiento de otras, lo cual conlleva, entre otras medidas, a determinar para cada caso nuevas cuotas de tributación. Hay incremento de cuotas mínimas en algunos casos, pero también reducción en otros.

Cierto es que los cubanos de la isla han vivido por varias décadas sin pagar impuestos, los famosos taxes en EE.UU, o lo que es lo mismo, la declaración de impuestos como se conoce mundialmente, en Cuba son considerados como un “bicho raro” y para algunos un abuso inventado por el régimen, nada más alejado de la realidad. La palabra clave es subdeclaracion, porque vale preguntarse, si en Cuba o en cualquier parte declaras la mitad de tus ingresos, ¿qué harían las oficinas que controlan los impuestos?.

Referido al impuesto por la utilización de la fuerza de trabajo, por ejemplo, se ha valorado que se aplicará el tipo impositivo mínimo que establece la Ley tributaria, que es del 5 %, y al mismo tiempo eliminar la exención de pago por los cinco primeros trabajadores que tengas empleado.

Para el pago a los trabajadores contratados existe una base mínima, con referencia al salario medio mensual de cada territorio. La base para calcular este impuesto será progresiva, atendiendo al número de trabajadores contratados. Por los primeros cinco trabajadores el impuesto será el 5 % del salario medio mensual correspondiente a la provincia de que se trate; del sexto al décimo se aplicará sobre el monto resultante de la suma de dos salarios medio; del 11 al 20 sobre la cifra de tres salarios medio; y a partir de 21 trabajadores se tomarán como base para el cálculo seis salarios medio.

En Cuba hoy, de manera general se ha mantenido un balance similar al actual entre la cantidad de actividades que actualmente tributan por el régimen general y las que lo hacen por el simplificado. En algunas cuentas sacadas por dueños de restaurantes, que no subdeclaran su declaración de ingresos,…. los impuestos se mantienen más o menos al mismo nivel, no se incrementan. Salvo si te pasas de 20 empleados ahí si se suben.

Asimismo en Cuba se ha establecido comenzar de forma gradual en la implementación del sistema de cuentas bancarias fiscales a un grupo de contribuyentes de determinadas actividades, comenzando por los arrendadores de vivienda, servicios constructivos y gastronómicos en paladares y bares, así como para los transportistas –este último solo en La Habana– se les comenzará a exigir la creación de una cuenta bancaria con trascendencia fiscal, en la cual se deben ir reflejando las operaciones de ingresos y gastos relacionadas con la actividad que ejercen. Esta información estará disponible para la Oficina Nacional de Administración Tributaria durante todo el proceso de control y verificación de sus acciones a los efectos del pago de los tributos correspondientes. Este proceder es novedoso para Cuba, pero no podemos olvidar que en todos los países existe como elemental control, hacia aquellos negocios privados que exportan y se roban propio su capital hacia otros países y saquean las economías nacionales. ¿Por qué los canales cloacas de Miami, no hablan de este sórdido y corrupto actuar?
Nadie asuma que el fin de estas medidas en Cuba para regular y poner orden en el trabajo por cuenta propia, es dar marcha atrás al desarrollo de una actividad que fortalece la economía nacional. Nada más alejado de la realidad. No hay retroceso, lo que hay es un paso más y bien pensado.

De manera general quienes se desempeñan en el sector no estatal cumplen las disposiciones vigentes, todavía existen otros que violan las normas establecidas y se pierden en los entresijos de la ilegalidad y el desorden, y a estos últimos, en primer lugar, hay que ponerle freno de inmediato.
Poner orden en la casa constituye máxima prioridad para el Estado cubano, donde sistemáticamente se rectifique y consolide lo aprobado, en un clima de confianza y legitimidad que nos atañe a todos. La esencia del concepto de revolución está ahí, cambiar todo, lo que haya que cambiar.

A manera de resumen y como buena, nueva, hay que destacar que en los actuales tiempos, renovadores y llenos de esperanzas que comienza a vivir el trabajo por cuenta propia en cuba, creemos que entre lo más trascendente es la aprobación del primer mercado mayorista para el sector privado en cuba. Una necesidad añorada, una realidad donde los mayores ganadores se ubican en el sector privado. En cuanto al control de precios el beneficio es para la mayoría de la población cubana.

No quedan dudas – así firmemente, con sabiduría- actúa el gobierno de Cuba respecto al tema del trabajo por cuenta propia, a los que pensaron que Cuba retrocede, que poco conocen a la isla grande del caribe que navega victoriosa por casi 60 años, sin echar atrás un ápice en su auténtica marcha de libertad. Vale repetir, en Cuba, el trabajo por cuenta propia, llegó para quedarse. Habló para Réplica de Radio Miami, su director Max Lesnik

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!