Politiquería ciclonera en Miami

 

             

hqdefault

Fue bochornoso el espectáculo ofrecido por los políticos floridanos, en especial los de origen cubano en medio de la lluvia y las ráfagas de vientos huracanados del ciclón “Irma” que azotaron a Miami y sus entornos en días pasados.

La cabeza despelada del Gobernador Rick Scott servía de punto focal en las pantallas de la televisión rodeado de camajanes de toda laya  entre ellos, concejales y alcaldes locales contando en primera fila  con  el cubanito ”vivo”  Senador federal  Marco Rubio, robando  cámara como si estuviera en plena campaña electoral más que en una situación de grave emergencia, algo  que no tuvo las graves consecuencias  de tragedia como en otras partes de la región, especialmente las islas del mar Caribe, Cuba o Puerto Rico donde los estragos fueron de marca mayor- como el terremoto de México- algo muy   doloroso  que parece no haber importado muchos a estos politicastros cicloneros que sufrimos por estas benditas tierras de Dios.

En realidad por Miami no pasó el ciclón Irma. Pero bastaron sus vientos sin furia  y  las lluvias acompañantes para que la ciudad y sus entornos se quedaran por días y días sin  energía eléctrica ni luz, con las calles convertidas en selva tropical  por las ramas  de árboles y desechos regados a todo lo largo y ancho del Condado Miami-Dade.

La culpa de todo ello es de la compañía eléctrica “Florida Power and Light” y sin embargo ninguno de  los caraduras de nuestros funcionarios  electos, de Gobernador abajo, han tenido en valor  de señalar  a la FPL como gran responsable de lo que aquí ocurrió al paso de vientos y   lluvias que nos dejó como regalo un  ciclón que nunca pasó por aquí.

Miami se convirtió de la noche a la mañana en un país del tan vilipendiado “Tercer Mundo” que de lo único que tenemos con él son los deleznables rostros de tanto politiquero ciclonero que padecemos para desgracia de nuestra sufrida comunidad.  A por ellos, como dicen los españoles. ¡Vade retro, Satanás!

Les habló para Réplica de Radio-Miami, su director Max Lesnik.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!