El país de las tragedias

Si nos remontamos tiempos atrás lejano o ni siquiera tanto, nos veremos envueltos en noticias tan variadas como pueden ser convertidas muchas de ellas  en tragedias. En esta nación que es muy polifacética y multicultural debido a una inmigración tormentosa que se  logra por haberse obtenido los objetivos del “sueño – pesadilla – americano”, que como atractivo ha logrado engañar a mucha gente, gana la tragedia por encima de todos los otros fenómenos.

Para no ir muy lejos,  recientemente este mismo año, las noticias han dejado sorpresa en muchos lugares y a muchos. Inundaciones mortales y destructoras en varias aéreas del país, Texas fue un ejemplo grave de etas catástrofes.  El exceso de  lluvia es  la primera causa. Al mismo tiempo grandes fuegos que destruyen viviendas y bosques en California, muchos de estos debido a grandes sequias. En su país / finca,  llamado Puerto Rico, la desolación fatal sacude a todos debido al paso de dos huracanes inmensos y  consecutivos por esa isla, dejándola con gravísimos daños materiales y humanos.  Por otra poarte los daños por los brutales inviernos y sus nevadas,  son incalculables

Todo lo anterior y mucho más, sumado a los costos irreparables de  vidas que acompañan a estos fenómenos naturales, llegan a sumar otros realizados  por humanos,  como es el caso reciente de la masacre de Las Vegas, con un saldo increíblemente mortal, ganándose este hecho,  el macabro  primer lugar en la historia de la nación.  El daño sicológico como resultado final  es tan grave como el físico, en cada cual de esto fenómenos  para los habitantes de este país y del planeta también.

Miles mueren todos los años por el mortifico abuso de las armas de fuego, donde según datos de fuentes muy serias, existe legalmente la posesión de estas en más de una por habitante sin siquiera exceptuar a niños ni ancianos que no las usan. Más de 340 millones en total, en una nación de 324 millones de personas además de las miles de ilegales que pululan por todos los lugares y que nos e pueden enmarcar en las estadísticas.

Estados Unidos con todo su poderío científico, técnico y militar, muestra incapacidad increíble en afrontar estas graves amenazas de todos los días.  Evitar las naturales se pueden justificar en parte, pero otras no hay manera de entenderlas.

Tocando el tema de la posesión de armas de fuego mortales y el supuesto y mal interpretado  “derecho constitucional” que todos tenemos, hay exigencias muy aplaudibles de que se pueda lograr establecer un súper control para poder comprar indiscriminadamente estos artefactos de muerte. Vamos a ilusionarnos como si pudiera ser cierto de que se llegue en el Congreso una ley prohibitiva o reguladora para esto, y a partir de ahí la cosa mejoraría por supuesto. Pero ¿ qué pasaría con las que ya existen con su infinito poder de matar a balazos ? Esa sería la incógnita aún pensado hipotéticamente que lo casi imposible se pudiera obtener.

Esta tragedia particular, que está en manos del ser humano evitar, al menos en esta nación,  no puede ni siquiera soñarse con ello. El poder omnímodo de un grupo de gran  influencia y decisión federal , como la Asociación Nacional del Rifle, impide que se toque el tema ni con el pétalo de una rosa. Increíble pero cierto (Belive it or not, de Ripley).

Les habló “Desde Miami”, Roberto Solís Ávila.

 

 

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!