Como la venganza del “Coquí”

 

coqui-hawaii
       La venganza del “Coquí”

Entre las grandes desgracias ocasionadas  por el paso del  ciclón “María” por  la isla de Puerto Rico hay una  de ellas que entristece el alma  de todos  los puertorriqueños  donde quieran que se encuentren,  ya estén  en su  devastada  isla de  Brinquen  que en la cosmopolita New York, que en la  ciudad de  Orlando  o  el  mismo revuelto  Miami, puesto que se trata de que se cuentan por cientos  de miles  las  ranitas  “Coquí” que han desaparecido  de sus campos, muertos a consecuencia  de los  vientos,  las aguas y  la inundaciones del  malhadado desastre ciclónico que arrasó  allí con “las quintas  y  con los  mangos” dejando a su paso  una estela  de dolor   y espantosa tragedia humana.

Se dice  que  los  puertorriqueños  están emigrando  por  miles  todos los días hacia territorio continental-  son ciudadanos con derecho al voto  en  este país- y  que vienen  también  en busca de una vida mejor, puesto que la  que tenían en su tierra natal-  que no era del todo  buena-  forma ya parte   de “Lo que  el  viento se llevó”, que viene  bien  a este desastre  el título  de la famosa película  de  Hollywood sobre  la Guerra  Civil  norteamericana.

Y como bien  dice un  popular  refrán, “que no hay  mal  que por  bien no venga”, la emigración puertorriqueña  a Estados  Unidos, especialmente a La  Florida- puesto que  en su inmensa mayoría  son Demócratas  de Partido- esto  cambiará  radicalmente  el ajedrez  político  de este Estado, especialmente  en lo  que se refiere al  Gran  Miami,  donde hasta  ahora  la fuerza dominante entre los  hispanos  es la  de la  extrema derecha  cubana, con su “Trumpismo “ oportunista  de nuevo  cuño que encabeza  el “pequeño” Senador  Marco Rubio como lo bautizara despectivamente  el  propio  Donald Trump.

Los  puertorriqueños  están que trinan contra el Presidente  y los  Republicanos, como hace el Coquí en las  madrugadas, puesto que  a la poca  atención a su tragedia  se añade  el  insulto, al decir el  mandatario  que  la actuación  de su  administración en Puerto Rico,  después  del desastre  ha sido  “excelente”, aunque todavía  a estas alturas  la isla no  tiene ni  agua potable  ni hay electricidad.

Bienvenidos  los  hermanos boricuas  a Miami. Será para  la  historia  como la venganza  del  Coquí.

Y hasta la próxima entrega de El  Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!