Agradecemos la colaboración  de  Miguel Fernández Martiínez ,  Iliana García Giraldino Fotos: Karoly Emerson (Siempre con Cuba/ICAP) y Iliana Isabel García Giraldino y otros colegas
ACTO
La Habana, 20 dic (PL) El presidente del Instituto Cubano de Amistad
con los Pueblos (ICAP), Fernando González, resaltó la valentía de los
emigrados cubanos que trabajan en la defensa de la soberanía nacional,
en el aniversario 40 de la Brigada Antonio Maceo.
En el acto efectuado en la sede del ICAP, en esta capital, González
destacó la labor de un grupo de emigrados de la Isla residentes en
Estados Unidos, que “enfrentan al terrorismo justo en el mismo
escenario donde conviven con los enemigos más acérrimos de nuestro
pueblo, ese segmento ultra reaccionario de la derecha extremista de
origen cubano en Miami, que a causado incontables daños a nuestro
país”.
En sus palabras, González rindió merecido homenaje al joven Carlos
Muñiz Varela, miembro de esta brigada, asesinado en Puerto Rico el 28
de abril de 1979 por terroristas de origen cubano.
El también Héroe de la República de Cuba recordó que esta brigada
Antonio Maceo “contribuyó a edificar una nueva relación entre el
gobierno revolucionario y su emigración”.
Subrayó que el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro,
“con su visión estratégica respecto a la emigración, ya en el año 1978
invitaba a los emigrados a un diálogo constructivo con el Gobierno, lo
cual puso de manifiesto, en conferencia de prensa con periodistas de
origen cubano y norteamericanos, celebrada en La Habana en ese mismo
año”.
“En tiempos de Revolución –dijo el presidente del ICAP-, la emigración
cubana representada en gran medida por este grupo de hermanos que
tenemos hoy aquí, ha demostrado que se puede contar con todos los
cubanos de buena voluntad, aun cuando vivan por largo tiempo en otras
latitudes, incluyendo Estados Unidos”.
Afirmó que “quienes integran la Brigada Antonio Maceo no son de los
que se arrepienten, ni de los que retroceden. Han sido –enfatizó-, al
lado de su pueblo, protagonistas de muchas y difíciles batallas”.
“Esa voluntad patriótica que caracteriza a los cubanos de aquí y de
allá ha sido el principal motor para el avance de nuestra Revolución.
El futuro de nuestra Patria depende de todos los hombres y mujeres,
dentro y fuera de Cuba, dispuestos a vivir y a morir por ella”, afirmó
el presidente del ICAP.
En el acto, que estuvo presidido además por Josefina Vidal, directora
general de la dirección Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones
Exteriores; Jorge Arias Díaz, vicejefe del departamento de Relaciones
Internacionales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y
Ernesto Soberón, director de Asuntos Consulares y Cubanos Residentes
en el Exterior, usó de la palabra Andrés Gómez, presidente y fundador
de la Brigada Antonio Maceo.
El periodista y activista cubano residente en Miami destacó que la
brigada “ha estado presente en todas las grandes batallas de nuestro
pueblo, hemos sido claves en lograr una política migratoria mucho más
justa, que en realidad logró, entre otras cosas, arrebatarle a la
potencia imperial estadounidense la utilización de nuestra emigración
contra nuestro pueblo”.
Dijo –además, que en estos 40 años, la Brigada Antonio Maceo trabajó a
favor de la defensa de un pueblo “que logró su verdadera independencia
y sus plenas libertades como nación libre”.
También intervino Max Lesnick, presidente de la Alianza Martiana,
coalición que agrupa a diferentes organizaciones de emigrados cubanos
en Estados Unidos, quien resaltó el arduo trabajo de la Brigada
Antonio Maceo, “para mantener en alto la lucha por una Cuba, lejana en
la distancia, pero profundamente cercana en el corazón de los cubanos
que salieron de la Isla por diversas razones”.

 

Discurso de Fernando González, Héroe de la República de Cuba y presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, en el acto central por el aniversario 40 de la fundación de la Brigada Antonio Maceo, integrada por emigrados cubanos residentes en Estados Unidos

.25443250_1767606576596344_8621682644966014130_n

 

  Nos reunimos hoy en la sede de nuestro instituto para conmemorar y celebrar la creación de una organización que tiene especial significado para nosotros.

La Brigada Antonio Maceo está cumpliendo cuatro décadas de existencia.

  Hoy no solo estamos recordando aquel diciembre de 1977, cuando un grupo de 55 jóvenes decidieron visitar su Patria por vez primera, luego de muchos años de ausencia, momento del que surge la  Brigada Antonio Maceo.

  Hoy también estamos homenajeando la valentía de ese grupo de emigrados cubanos, que han trabajado incansablemente en la defensa de la soberanía de Cuba y han enfrentado al terrorismo justo en el mismo escenario, donde conviven con los enemigos más acérrimos de nuestro pueblo, ese segmento ultra reaccionario de la derecha extremista de origen cubano en Miami, a causado incontables daños a nuestro país, y sus acciones han cobrado la vida de muchas personas, entre ellas las de Carlos Muñiz Varela, miembro de esta brigada y a quien hoy también rendimos merecido homenaje.

  Recordemos que esta brigada contribuyó a edificar una nueva relación entre el gobierno revolucionario y su emigración. Fidel (Castro), con su visión estratégica respecto a la emigración cubana, ya en el año 1978 invitaba a los emigrados a un diálogo constructivo con el Gobierno, lo cual puso de manifiesto, en conferencia de prensa con periodistas de origen cubano y norteamericanos, celebrada en La Habana en ese mismo año.

  En aquel momento expresó que las relaciones de Cuba y su emigración no podían ser objeto de negociaciones con el gobierno de Estados Unidos porque trascendía la naturaleza de esas relaciones.

  Los cubanos en la emigración han sido siempre parte esencial de la nación cubana y de su afanosa búsqueda de independencia y justicia. Al seno de la comunidad de emigrados fueron nuestros principales líderes en el siglo XIX a gestar nuestras luchas de independencia.

  Fue entre la emigración que el Apóstol formó y fundó el partido único de los patriotas cubanos. A esos mismos emigrados acudió Fidel en busca de apoyo, solidaridad y complicidad para fundar y apoyar al movimiento 26 de Julio, que permitió el triunfo definitivo y la liberación de nuestra Patria.

  En tiempos de Revolución, la emigración cubana, representada en gran medida por este grupo de hermanos que tenemos hoy aquí, ha demostrado que se puede contar con todos los cubanos de buena voluntad, aun cuando vivan por largo tiempo en otras latitudes, incluyendo los Estados Unidos.

  Son estos los cubanos que batallaron tenazmente junto a su pueblo por la devolución del niño Elián González, los que durante 16 años denunciaron la injusta encarcelación de los cinco cubanos, y los que armándose de valor colocaron dos vallas en las calles más transitadas de Miami, exigiendo nuestra liberación.

  Imposible dejar de mencionar que cuando se recaudaban fondos que permitieran pagar un anuncio en un periódico norteamericano de tirada nacional, para hacer llegar a los norteamericanos información sobre la injusticia cometida con Los Cinco, fue en Miami, entre la emigración cubana donde se hizo el mayor aporte financiero a ese esfuerzo.

  Y justo allí, son ellos mismos los que organizan extensas caravanas de autos para demandar el levantamiento del bloqueo, y son los que día a día buscan la forma de mostrar al mundo la verdad sobre Cuba y su Revolución, y añadiría también, que fue allí donde se realizó el acto cuando el Comandante en Jefe falleció, y con mucho valor y tremenda dignidad, se reunieron para homenajear a este hombre que nos trajo la victoria.

  Estos nobles compatriotas han sido atacados, perseguidos en sus trabajos, en sus casas, recibido amenazas, e insultados en sus reuniones. Sin embargo, no han cejado en su intención de apoyar al proceso revolucionario y de contribuir al desarrollo de nuestro proyecto social.

  Fidel expresó en octubre de 1995, ante una representación de la comunidad puertorriqueña y emigrados cubanos, en el distrito del Bronx, en Nueva York, y cito: “No se arrepientan nunca del heroísmo, no se arrepientan nunca de la justicia, no se arrepientan nunca de la valentía, del atrevimiento, porque fueron los valientes, la gente firme, fueron los atrevidos, los que hicieron las cosas más bellas de la historia” (fin de la cita).

  Se puede afirmar que quienes integran la Brigada Antonio Maceo no son de los que se arrepienten, ni de los que retroceden. Han sido, al lado de su pueblo, protagonistas de muchas y difíciles batallas, no podemos decir que su labor se redujo a aquella primera visita en la década de 1970, marcada por la nostalgia y la necesidad de acercamiento, sino que durante todos estos años han fortalecido su compromiso y su voluntad de resistencia.

  Esa voluntad patriótica que ha caracterizado a los cubanos de aquí y de allá ha sido el principal motor para el avance de nuestra Revolución.

  El futuro de nuestra Patria depende de todos los hombres y mujeres, dentro y fuera de Cuba, dispuestos a vivir y a morir por ella.

 

¡Viva la Brigada Antonio Maceo!

¡Viva Cuba!

¡Viva Fidel!

¡Viva la Revolución Cubana!

 

FRAGMENTO DEL DISCURSO DE ANDRES GOMEZ

25507896_1767606466596355_5235812865321018550_n

 La Alianza Martiana, como toda organización tiene un proceso de cambio, de radicalización, por el trabajo que realiza y las circunstancias que confronta.

  Además, Max Lesnick dirige la programación de Radio Miami, ahora en Internet, porque nos han cerrado las posibilidades de alquilar un espacio en la radio comercial.

  Hacíamos innumerables actividades públicas y no públicas, tenemos manifestaciones, caravanas de automóviles, reuniones periódicas en el local que tenemos, actividades propias de cada organización, especialmente círculos de estudio.

  Voy a nombrar a las organizaciones que la integran, además de la Brigada Antonio Maceo: está la Alianza Martiana como organización individual –porque además es el nombre de la coalición-, la Asociación José Martí, el Círculo Bolivariano de Miami Negra Hipólita, la Asociación de Mujeres en Defensa de la Familia, y la Alianza de Trabajadores de la Comunidad Cubana.

  Son muchas organizaciones, en realidad todas trabajamos juntas. La Alianza de Trabajadores de la Comunidad Cubana (ATC) jugó un papel fundamental con la Brigada Antonio Maceo, a principio de los años 90, durante el Periodo Especial, con una resolución impresionante, valiente y patriótica, igual que los miembros de la Coalición Alianza Martiana, por eso decidimos mantener el nombre de la ATC en esta coalición, como parte de la herencia y el trabajo realizado, y un homenaje también a su presidente, el entrañable Walfrido Moreno, como también es imprescindible mencionar aquí hoy a nuestro compañero de la Brigada Antonio Maceo, quien fue presidente de la Alianza Martiana –como organización individual- Antonio “Tony” Llansó, que tanto luchó, se esforzó, por garantizarle a los familiares de Los Cinco, durante aquellos años terribles, cuando la esperanza era lejana y se podrían ellos en prisión, y además, por Los Cinco mismos, función que también cumplió Ramón Coll, compañero nuestro de muchos años, encargado de las mismas responsabilidades que tenía Tony hasta el día de su muerte.

  Nosotros todos venimos de diferentes lugares, de diferentes situaciones, salimos de Cuba por diferentes razones, y como el Generalísimo (Máximo Gómez) y otros generales dominicanos en la guerra de 1868, que apoyaron la opción de la reintegración de la República Dominicana a la colonia española, una vez derrotada esa facción, comprendieron en Cuba la monstruosidad de la esclavitud y la monstruosidad del despotismo, contra el resto de nuestra población.

  Allá, estos compañeros y compañeras comprendieron la monstruosidad de las políticas de agresión, de las políticas del guerrerismo de Estado, y se integraron a las labores en defensa de nuestro pueblo.

  Hemos estado presentes en todas las grandes batallas de nuestro pueblo, hemos sido claves en lograr una política migratoria mucho más justa, que en realidad ha logrado, entre otras cosas, arrebatarle a la potencia imperial, la utilización de nuestra emigración contra nuestro pueblo.

  La emigración ha cambiado, no es la misma que la emigración antes de 1980. La emigración es otro fenómeno de ese proceso, producto de una política subversiva por parte de Estados Unidos para destruir la Revolución, que en realidad sirvió para subvertir el apoyo político de esa emigración a esa opción de agresión permanente.

  Hemos estado presente en el combate contra el terrorismo, aun antes del asesinato de Carlos (Muñiz Varela), porque en el primer contingente fuimos al mausoleo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias a denunciar el acto bárbaro que derribó el avión de Cubana de Aviación en 1976, como fuimos ayer también a insistir que se haga justicia y se haga cumplir la ley en Estados Unidos contra esos monstruos terroristas que mantienen vida en Miami y son nuestros vecinos, y viven impunes a sus crímenes.

  Hemos luchado y obtuvimos victorias en restituirles a los cubanos que viven en Estados Unidos su derecho a poder visitar libremente y sin restricciones a su familia en Cuba, a su cultura, a sus amigos, a tener la relación más normal posible con el pueblo cubano, y el hecho de que viajen anualmente 300 mil cubanos a Cuba, muestra el éxito de esas campañas.

  El hecho de que este gobierno (de Donald Trump) no haya tocado ese derecho, también demuestra la fuerza que tal política tiene en la población de cubanos emigrados en Estados Unidos.

  Fuimos también importantes en la campaña para liberar a Elián González,  fuimos importantes en la campaña para liberar a nuestros cinco hermanos, y como dije anteriormente, fuimos importantes en nuestra decisión de proteger y facilitar a sus familiares, a sus madres, a sus hermanos, la posibilidad, con seguridad absoluta, que pudieran ver a los muchachos en las cárceles.

  De todo eso y mucho más, la lucha contra el bloqueo, que sigue en pie y ahora más que antes, y otras muchas cosas, la preparación ideológica e histórica, y política de nuestra membrecía a través de los actos y los círculos de estudio.

  Nosotros, sin quererlo, organizamos esta coalición como un frente único, utilizando sin quererlo, por necesidad que nos confrontaba, muy similar a la organización del Partido Revolucionario Cubano, donde cada organización mantenía autonomía y trabajaba con sentido común de las tareas a realizar, en aquel entonces eran mucho más importantes porque era la preparación de la Guerra de Independencia, y en esta es la defensa de un pueblo que ha logrado su plena independencia y sus plenas libertades como nación libre.

  Creo que he hablado suficiente hoy, creo que los hechos, nuestra acciones hablan más de lo que yo pudiera hacerlo si estuviera aquí 40 días y 40 noches.

 

Muchas gracias por su atención y Patria o Muerte

  

Palabras de Max Lesnik Delegado General de La Alianza Martiana y Director de Radio Miami.

Buenas noches, en nombre de la coalición de emigrados cubanos Alianza Martiana.

Ya Andrés (Gómez), en palabras sinceras, de corazón, hizo un recuento histórico de la lucha de 40 años, que entonces un joven sin barbas canas se reencontró con su Patria, la Cuba de todos nosotros, para permanentemente, en años, meses, semanas y días, mantener el alto, dentro de las entrañas del monstruo, recordando a José Martí, la lucha por una Cuba lejana en la distancia, pero profundamente cercana en el corazón de los cubanos que salieron de la Isla –como él decía- por diversas razones.

  Múltiples razones que fueron borradas en el tiempo para buscar el reencuentro con la Cuba de siempre, dejando atrás, para algunos, rivalidades absurdas que algunas veces rayaron en la actitud antipatriótica, inclusive de combatir la Revolución cubana.

  Pero cuando hay honestidad en la conducta y cuando la inteligencia dicta lo profundo del sentimiento martiano, se quedan atrás las diferencias para buscar aquello que Fidel (Castro) definió como la unidad de las buenas fuerzas morales, inclusive pasando por encima de pequeñas diferencias para mantener en alto el pensamiento de Martí y el brazo armado del general Antonio Maceo, porque nuestra batalla, la de la Brigada Antonio Maceo y los integrantes de la Alianza Martiana, sabemos combatir en todos los campos, pero el principal ha de ser la batalla de ideas, para vencer a un enemigo que en un momento dado fue poderoso y tuvo el respaldo de distintos gobiernos norteamericanos, donde los que defendíamos la cubanía, muchas veces, en absoluta minoría, pero corazón nos dictaba que la razón nos asistía.

  Éramos pocos en una ocasión, como también lo fue Fidel en la Sierra Maestra, cuando dijo, con apenas 12 hombres, “ya tenemos la victoria”, ese ejemplo lo llevamos también al corazón del monstruo para decir allá, muchas veces en solitario, que Cuba nos guiaba hacia un destino, el de mantener en alto la bandera de la estrella solitaria, siguiendo el pensamiento de lo que emana del corazón, de esa Revolución –como decía Martí- con todos y para el bien de todos.

  Mis palabras de esta noche son para rendirle homenaje a aquel joven que hoy peina canas y barbas blancas, que ha sido el motor idealista que movió la coalición de la Alianza Martiana a actividades constantes que muchas veces rayan en el corazón de cada cubano emigrado.

  Que se levante mi voz y diga: un aplauso para los que hicieron esta Revolución, Fidel, Raúl, y en la distancia, para Andrés Gómez, el jefe de la Brigada Antonio Maceo.

Muchas gracias

  Para él, nuestro corazón, nuestra adhesión, y nuestro grito de Independencia o Muerte.
FOTOS DEL HOMENAJE MUNDIAL A LA BRIGADA ANTONIO MACEO CELEBRADO EN LA HABANA CUBA

 

25399101_1766423230048012_5628640087056280896_n 25443062_1766423266714675_4410056501811855966_n 25443250_1767606576596344_8621682644966014130_n 25446206_1767480889942246_2184941689413064634_n 25507865_1767480973275571_5679992263073162409_n 25507896_1767606466596355_5235812865321018550_n 25508012_1767606533263015_1575064007537242763_n 25508107_1767480803275588_4406546289695539156_n

25395742_1766424580047877_6502799866642862861_n 25396266_1766424586714543_8730093656695316729_nANDRES BANDERA

Emigrados cubanos izan bandera en el Parque Maceo

 Un grupo de patriotas cubanos residentes en Estados Unidos izaron este martes en ceremonia solemne una bandera nacional en el parque capitalino Antonio Maceo, como parte del programa por el aniversario 40 de la brigada que lleva el nombre del Titán de Bronce.

Por: Iliana García Giraldino Fotos: Karoly Emerson (Siempre con Cuba/ICAP)

Orgullosos de ser herederos y continuadores de los emigrados cubanos en Estados Unidos desde los tiempos de José Martí y del Movimiento 26 de Julio, un grupo de patriotas radicados en aquel país comenzaron este lunes un programa en La Habana por el aniversario 40 del trabajo de la brigada “Antonio Maceo”.

Andrés Gómez, coordinador de esa agrupación e integrantes de las organizaciones de la Alianza Martiana

en Miami, a la que pertenece, en conferencia de prensa manifestaron que pese a las amenazas y peligros que siempre han sufrido por parte de la extrema derecha cubano-americana en esa ciudad floridana, mantendrán e incrementarán sus labores en apoyo al pueblo cubano y a su soberanía.

Al Comandante en Jefe Fidel Castro está dedicado especialmente el programa de la brigada, “porque así lo sentimos”, afirmó Gómez quien explicó que en los últimos 17 años la “Antonio Maceo” ha trabajado como una de las organizaciones de la Alianza Martiana en defensa del derecho del pueblo cubano a su independencia. “Hemos formado un frente único”, subrayó.

Aclaró que “nunca hemos sido cubano-americanos, somos cubanos que vivimos en Estados Unidos”.

Manifestó que se sienten muy satisfechos con esta celebración del aniversario de la brigada, reiterando que seguirán la lucha contra el bloqueo y la demanda de que sean juzgados los terroristas que andan libres en aquel país.

Haremos todo lo humanamente posible para crear conciencia de resistencia en las tareas de defensa de la soberanía de Cuba y su Revolución, aseveró.

También ofreció sus impresiones Max Lexnik, director de Radio Miami, quien aseguró que, ante la hostilidad del actual gobierno estadounidense, “cada vez que se agreda a Cuba daremos una respuesta, haremos más”.

En el cementerio de Colón

“El aniversario recuerda cuando a finales de la década del 70 del pasado siglo un grupo de jóvenes cubanos, comprometidos con su patria, por invitación de la Revolución, se plantearon visitar a su país de origen para emprender un diálogo sobre la base de valores compartidos y una identidad cultural propia”.

Así evocó Ernesto Soberón, director en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, al intervenir en un acto de tributo en el panteón de los emigrados cubanos en el cementerio de Colón, efectuado minutos después del encuentro con reporteros nacionales y extranjeros en el Centro de Prensa Internacional.

Rendimos homenaje a aquellos iniciadores, en especial a sus mártires Carlos Muñiz Varela y Eulalio José Negrín Santos, a casi cuatro décadas del “Diálogo del 78”, dijo Soberón.

A partir de aquel momento se comenzaron a dar pasos decisivos e irreversibles que han permitido fortalecer los vínculos de los cubanos residentes en el exterior con su patria, como parte de la voluntad de la máxima dirección de la Revolución, cuyo principal artífice lo fue el líder histórico Fidel Castro Ruz, línea seguida invariablemente por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, significó.

Activistas que desafían y denuncian el terrorismo contra Cuba, los representantes de la Alianza Martiana también rindieron homenaje en la necrópolis de Colón al General Máximo Gómez y a las víctimas de la atroz voladura de un avión de Cubana cercano a Barbados en 1976.

En la Universidad de la Habana

En el resto de este primer día de su programa los emigrados cubanos colocaron una ofrenda floral a Julio Antonio Mella cercano a la escalinata de la Universidad de La Habana, centro donde posteriormente sostuvieron un intercambio con jóvenes estudiantes.

En el monumento a Mella, Max Lexnik, evocó la trayectoria del líder juvenil revolucionario, asesinado el 10 de enero de 1929 en México y quien había sido Revolucionario cubano, cofundador del Partido Comunista de Cuba y de la Federación Estudiantil Universitaria.

Ya en el encuentro con los jóvenes en la universidad, Lexnik evocó sus años juveniles en la institución los años finales de los 40 y principios de los 50, época en la que conoció a Fidel, a Raúl y a José Antonio Echeverría, y en la que se hacían protestas estudiantiles contra las injusticias sociales.

Recordó que Fidel jugó un rol fundamental en las luchas universitarias, expresando satisfacción al reeditar con esta visita a la Universidad de La Habana (UH), “la universidad de Fidel”, los recuerdos de aquellas batallas juveniles corroborando los avances de hoy.

Previamente había intervenido Andrés Gómez para informar a los estudiantes –universitarios, de la enseñanza media y de otros niveles- sobre la labor de la brigada Antonio Maceo y la Alianza Martiana, fundamentalmente en Miami, junto a partidos y organizaciones solidarios con Cuba.

Subrayó que los patriotas que integran la coalición “nos dedicamos absolutamente a la causa de la independencia de Cuba, a defender el proceso revolucionario.

“Hemos participado en todas las grandes luchas del pueblo cubano relacionadas con Estados Unidos”, remarcó, y aludió, entre otras, a la batalla por el regreso del niño Elián y la libertad para Los Cinco.

Refiriéndose a los ataques en Miami de la extrema derecha cubano-americana comentó a los estudiantes que “es una batalla desigual que requiere de mucha valentía e integridad política e ideológica”.

Para Gómez –quien fue llevado de Cuba a EE.UU. cuando tenía 13 años de edad y es fundador de la brigada Antonio Maceo-, es un privilegio desempeñar la responsabilidad que tienen de no cesar jamás el apoyo al pueblo cubano en la lucha contra el bloqueo, el terrorismo y las agresiones a Cuba.

Dieron la bienvenida a los visitantes representantes de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), y los dirigentes de la UJC Lisandra Montero Vera y Juan Carlos Inbert.

Por su parte los estudiantes agradecieron el intercambio, poniendo de relieve el compromiso de las nuevas generaciones con la continuidad de la Revolución y su dirección histórica.

Entre los jóvenes que expusieron sus comentarios estuvo Danhiz Díaz Pereira, presidente de la FEU en la CUJAE, quien afirmó que la Revolución está en sus primeros pasos hacia el futuro pues cuando un proceso se basa en la verdad y la justicia nada es capaz de destruirlo.

 

La agenda de este lunes de la brigada finalizará con un encuentro con intelectuales en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP).

Este martes 19 los patriotas de la Alianza Martiana estarán presentes en un acto solemne en el parque Antonio Maceo, de la capital, y visitarán la Escuela “Carlos Muñiz Varela”, en Ariguanabo.

Al final de este martes se realizará el acto central por la efeméride en la sede del ICAP, y hasta finalizar el programa, el próximo viernes, asistirán a conferencias sobre la actualidad cubana.

La prensa cubana y la Brigada Antonio Maceo en sus 40 años + fotos y video)

PERIÓDICO ESCAMBRAY

Brigada Antonio Maceo en defensa del derecho a la independencia

Los miembros de la Brigada Antonio Maceo son herederos y continuadores de la labor patriótica de los emigrados cubanos del siglo XIX en Estados Unidos, afirmó el coordinador del contingente, Andrés Gómez

Brigada Antonio Maceo, Cuba, Estados Unidos, emigración

Somos la izquierda organizada de la emigración en EE.UU., aseguró Andrés Gómez.

En conferencia de prensa en La Habana, Gómez destacó la labor de los diferentes entes que integran la agrupación que tienen como prioridad defender el derecho a la independencia del pueblo de la mayor de las Antillas.Sin pensarlo hemos constituido un frente único, que se asemeja, y la práctica lo demostró, al Partido Revolucionario Cubano creado por el Héroe Nacional de Cuba, José Martí, explicó Gómez.Es necesario -resaltó- tener mucha valentía, convicción y posición ideológica para trabajar por la isla desde Estados Unidos conviviendo con vecinos terroristas, que además, son protegidos por el propio gobierno.

Mantenemos nuestras líneas de trabajo, como luchar por el fin del bloqueo, económico, comercial y financiero impuesto por Washington desde hace más de medio siglo y por el derecho de viajar libremente a Cuba, dijo Gómez.

Recordó con que intensidad se laboró para el regreso de cinco antiterroristas cubanos presos por más de una década en cárceles norteamericanas.

René González, Ramón Labañino, Fernando González, Antonio Guerrero, y Gerardo Hernández monitoreaban los grupos de extrema derecha radicados en el territorio de la Florida dedicados a planear actos de terrorismo contra la isla antillana.

Gómez alertó que a la Casa Blanca no le interesa el pueblo de Cuba, pues ellos no renunciaran a su esencia imperial.

Somos la izquierda organizada de la emigración en el país norteño, somos herederos del radicalismo cubano existente en Estados Unidos desde el siglo XIX y estamos orgullosos de eso, remarcó Gómez.

Max Lesnik, periodista y político cubano radicado en Estados Unidos desde 1961, puntualizó que no es necesaria una uniformidad ideológica para que los emigrados piensen en su patria.

Asimismo enfatizó que la única estrategia para el venidero año es similar a la labor desarrollada en los 40 años de existencia de la Brigada Antonio Maceo, pensar y vivir por Cuba.

CUBADEBATE

Brigada Antonio Maceo: Un frente de lucha de la emigración cubana en los Estados Unidos

Max Lesnik (I), director de Radio Miami y directivo de la Alianza Martiana, participa en la conferencia de prensa de la Brigada Antonio Maceo, junto a miembros de diversas asociaciones de Amigos de Cuba en los Estados Unidos. Foto: ACN.

Max Lesnik (I), director de Radio Miami y directivo de la Alianza Martiana, participa en la conferencia de prensa de la Brigada Antonio Maceo, junto a miembros de diversas asociaciones de Amigos de Cuba en los Estados Unidos. Foto: ACN.

En diciembre de 1977 un grupo de 55 jóvenes cubanos, residentes en los Estados Unidos, visitó por primera vez su patria de origen en busca de una verdad que les habían escamoteado por más de una década. Nacía de esta forma la Brigada Antonio Maceo, organización clave en la defensa de la independencia y las libertades del pueblo cubano y de su proceso revolucionario. A cuarenta años de aquel hecho, regresan a Cuba curtidos por los años, pero con las mismas energías de siempre.

En conferencia de prensa, Andrés Gómez, Coordinador Nacional de la Brigada Antonio Maceo anunció que las jornadas de celebración que se extienden desde hoy hasta el 20 de diciembre, estarán dedicadas a ejemplo y la enseñanza de Fidel.

El periodista cubano residente en Miami aseveró que entre las principales iniciativas estará la visita al cementerio Cristóbal Colón, de esta capital, para rendir tributo a compañeros de lucha enterrados en el Panteón de los Emigrados Revolucionarios.

 

Periodistas e invitados en la conferencia de prensa de la Brigada Antonio Maceo, junto a miembros de diversas asociaciones de Amigos de Cuba en los Estados Unidos, realizada en el Centro de Prensa Internacional (CPI), en La Habana, Cuba, el 18 de diciembre de 2017. ACN FOTO/Oriol de la Cruz ATENCIO/ogm

Periodistas e invitados en la conferencia de prensa de la Brigada Antonio Maceo, junto a miembros de diversas asociaciones de Amigos de Cuba en los Estados Unidos, realizada en el Centro de Prensa Internacional (CPI).

También depositarán flores en la tumba del General en Jefe del Ejército Libertador, Máximo Gómez, y en el Mausoleo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, donde reposan los restos de las víctimas del atentado a la aeronave de Cubana de Aviación, el 6 de octubre de 1976.

En un recuento de los 40 años de trabajo de la Brigada, destacó que han defendido múltiples causas cubanas, como la batalla para lograr la devolución del niño Elián González a su país, la excarcelación de Los Cinco y el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington a La Habana.

Max Lesnik, dirigente de la coalición Alianza Martiana, en la cual se ha insertado la Brigada Antonio Maceo desde hace 17 años, aseguró que no dejarán de luchar en el actual contexto del retroceso de las relaciones con Cuba, impulsado por la administración norteamericana.

Destacó que la Alianza hará más de lo mismo para contrarrestar esa política que no solo perjudica al Gobierno cubano, sino al pueblo y a la propia emigración.

PRENSA LATINA

Brigada Antonio Maceo: 40 años defendiendo a Cuba