El blanco y el negro


512993_1
         Traducido desde el más allá por Max Lesnik

Desde que el hombre desplazó a los animales en el dominio de la tierra hubo luchas entre ellos por la supremacía en el mando. Las tribus tenían sus jefes que con el andar del tiempo se convirtieron en reyes, emperadores, dictadores o presidentes, hasta llegar a nuestros días en los que un país, los Estados Unidos, la nación más poderosa del planeta tiene en la Casa Blanca a un mandatario que llegó al poder con un discurso de corte nacionalista que le ganó el apoyo incondicional de un segmento de la población blanca del país que tiene como característica fundamental su falta de cultura y su odio visceral a otras razas especialmente los negros y los hispanos.

Atrás quedó para la historia la imagen progresista de un Presidente norteamericano negro que le daba a Estados Unidos un barniz de país integrador en el que cualquier ciudadano de la nación podía ser el jefe del gobierno del país más rico y poderoso del planeta sin tener que ser millonario y haber nacido en cuna de oro.

Al negro sucedió el blanco. ¿A dónde vas Estados Unidos?

Y hasta la próxima entrega de El Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.

Un comentario

Juan Carlos Peña 2018-02-01 07:51:39

Buenos días Duende. No se que está pasando.pero siento que nos estamos quedando sin nadie que nos mantenga al día de lo que sucede a nuestro alrededor Esta pagina se actualiza poco,y nuestro amigo Edmundo está perdido el año pasado. Le deceo salud. Gracias


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!