El mundo está a la expectativa

 

 

 

 

mirando mundo

 

 

 

 

 

Hay momentos en la historia  en los que tal pareciera que la nave terráquea   en que vivimos navega  por un mar desconocido en medio de extraños vientos que presagian catastróficas   tormentas  que como en los  años  treinta del pasado siglo XX desembocara aquello en lo que fuera  una de las guerras más sangrientas   en la historia  de la  humanidad. Con el  Holocausto judío perpetrado por  los nazis  y  las bombas atómicas  de Hiroshima  y Nagasaki lanzadas por  los  norteamericanas contra Japón, todo incluido en dantesca reproducción   del Infierno.

El siguiente  escenario  bipolar que sucedió a la Segunda guerra Mundial  a pesar  de la llamada ”Guerra Fría” en que Estados Unidos  y la desaparecida Unión Soviética se disputaban la hegemonía  del globo terraqueo, a pesar de los  peligros  latentes, era  sin duda  un  mundo mucho  más  seguro. Hoy vivimos  tiempos más intranquilos en los que una chispa encendida  en cualquier  lugar  oscuro del planeta pudiera dar inicio a   una reacción guerrera en    cadena que  arrastraría a   todas  las naciones, grandes  y pequeñas  al abismo de  una definitiva  catástrofe   nuclear  que  acabaría  con la  civilización en que vi vivimos. Terminarían  – los  pocos  que queden  viviendo en el  planeta de los simios.

A todas  estas con un Presidente en Estados Unidos que  gobierna su país en conflicto verbal permanente contra  Rusia, China, Irán, Corea  del  Norte, Cuba, Venezuela, Mexico, Centro  América y hasta la Organización  de Naciones Unidas,   a lo que se añade  su fobia insultante anti-inmigrante  de manifiesta  connotación racista hace pensar  que el planeta está  al borde  del desastre,  pendiente  de  un “Tuit” en la  Internet de un hombre que no  está hecho  para  gobernar a la nación más poderosa militarmente  del planeta.

El mundo está a la expectativa. El llamado “sueño americano” se convierte en pesadilla.

Les habló para Réplica  de Radio-Miami su director Max Lesnik.