¿ Armas para cazar…o para asesinar ?

   Al gran Darwing le debemos agradecer mucho de lo que sabemos de la evolución de las especies y con ellas sus instrumentos para la vida.  La historia del humano como ser universal, data de decenas de miles de años atrás. Los creyentes en la religión cristiana, con su gran poder lograron hasta establecer las fechas a partir del año cero,  el uno, el dos, etc. hacia delante o hacia detrás, como convenga. Así mismo ese mismo hombre mucho antes logra crear un palo con una piedra afilada en una punta y la usa para cazar y alimentar los suyos, algo mucho mejor de una idílica historia de las creencias en seres más allá de lo natural que pudieran proveerlo todo. Pero también descubre que puede penetrar con esta cosa, el pecho o el estomago de un semejante. De ahí que se crea el uso de esa “arma” como instrumento de muerte entre los humanos desde épocas neandertales.

   Hasta los días de hoy, estos artefactos han evolucionado desde los primeros arcabuces del siglo XV, incluyendo el mosquete más manual, que usaba una mecha y pólvora con una bala solida de un calibre 2.24 cm. que con la combustión de un popelente, o fluido de presión   lanzaba esa bola de metal para lograr el objetivo: la caza o el daño a un semejante.

   A todo esto le presidieron otros cinco elementos, como fueron la piedra, el garrote, la lanza, el hacha de piedra y lo más avanzado de la época el arco y la flecha. Consideradas entre sí en sus tiempos, como herramientas para la subsistencia de la vida, aunque se llega a convertir en armas de agresión y defensa.

    Hasta los días de hoy en que el desarrollo de las fuerzas productivas en este género llegan a producir armas tan letales y de rápido accionar que se convierten en artefactos de muerte como generalmente se les conoce y que para sorpresa de toda la humanidad están al alcance de cualquiera en muchos lugares de este mundo. Para ejemplo con un  botón basta. Estados Unidos que tiene la población de algo más del  4 % del de mundo, posee la mayor cantidad de armas de fuego del planeta.

   Bastaría solo dar un viaje turístico a una armería de esas que abundan en nuestras barriadas, para sin escudriñar mucho, comprobar con nuestros propios ojos la gran variedad de armamento listo para ser adquirido por los interesados a cualquier precio que nuestros bolsillos puedan costear, etc.  Desde un revolver, una pistola hasta un arma de asalto para la guerra como son los fisiles de gran demanda desde los AK47 pasando por los americanos R 15,  que no son precisamente para cazar venados u otros animales silvestres como deporte. Un rifle semiautomático de guerra, puede costar solo $ 1,500 y una pistola unos $ 200, nuevas en las armerías donde  no les piden otro requisito que una licencia de conducción y ser de 18 años o mayor. Sin embargo en un “grocery” le exigen tener más de 21 para comprar una simple cerveza.

   Más de un muerto al día (375 y 1,086 heridos) en lo que va de año fiscal  en Estados Unidos por armas de fuego en los últimos meses. En esta nación existe la cifra de mucho  más de 3,000 muertes al año, 83 diarias producidas por armas de fuego. Este dato hace que las muertes por el uso de armas de fuego, fuera de guerras, tenga a este país en el primer lugar con el 64 % de todas ocurridas en el mundo. Le sigue Yemen y asombrosamente Suiza y  Uruguay está en el octavo lugar mundial por encima de Canadá y Austria.

   El pasado año fiscal hubo 11,000 muertes  por armas de fuego entre ellas 5.500 suicidios. Esta situación implica la atención principal sobre estos aspectos de muertes por uso de armas de fuego, que ya en esta nación han adquirido niveles de asesinatos masivos en varias etapas y lugares tan públicos como  el  reciente sucedido  en una escuela  secundaria en Florida. Hasta en Centros Comerciales se han escenificado estos actos de barbarie.

   La petición popular nacional es de que se controlen más las ventas de armas y  se exijan antecedentes penales y siquiátricos, etc., etc., supongamos que esto se logre, cosa completamente utópica,  pero yo pregunto y ¿ qué hacer con las más un arma de fuego por adulto que ya existen en el país totalmente legales además de las clandestinas ?

   Les habló, “Desde Miami”, Roberto Solís Ávila.