La Florida fue estado  bolivariano

 

 

BOLIVAR

“lo mismo es para Venezuela combatir contra España que contra el mundo entero, si todo el mundo la ofende.”

Simón Bolívar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

     Recientemente este cronista visitó Cuba y supo de un hecho histórico que los cubanos de Miami que tanto aborrecen a la revolución bolivariana desconocen por completo. Así que más tirria le cogerán al Libertador cuando lean esta crónica que surge gracias a la gentileza del Presidente del Instituto de Historia de Cuba, René González Barrrios, quien le dedicó otro de sus tantos libros: “Cruzada de Libertad. Venezuela por Cuba,” de cuyas páginas 33 y 34 nace lo que contamos a continuación.

    Como sabemos, en 1817 La Florida pertenecía a España y Venezuela todavía no era completamente independiente.  Lo que no todos conocen es que los patriotas venezolanos valoraron la importancia de La Florida para los independentistas del continente y albergaron la esperanza que sería punto seguro para el comercio militar con Estados Unidos. Sin embargo, en los dirigentes de Estados Unidos germinaba otra idea, la cual luego se presentaría como América para los americanos, lo que en realidad quiere decir América para los blancos anglosajones. En el continente –sur, centro y norte—no deseaban ni la más pequeña república que pudiera resultar independiente a sus intereses, los que José Martí años después catalogaría de revueltos y brutales.

    Bolívar, con el fin de contrarrestar el poder de España en América, decidió enviar ciento cincuenta bravos patriotas venezolanos a tomar la isla Amelia, en la desembocadura del río Saint Mary, al norte de Jacksonville, y fundar la República de Florida, cuya capital se llamó Fernandina.

    Estados Unidos, de inmediato, se abrogó el derecho de intervenir militarmente en el conflicto, como tantas veces harían después en América Latina para imponer dictadores militares que  respondieran a sus intereses imperiales.

     Los patriotas venezolanos fueron comandados por el general Gregorio Mac Gregor, quien, como cuenta González Barrios en su libro, era un valiente escocés, fiel y devoto al Libertador. Y

la acción, que podríamos catalogar como acción comando, se consumó el 29 de junio de 1817.

     España no hizo esfuerzo alguno por reconquistar su territorio. De eso se ocupó el presidente James Monroe, quien calificó el hecho como “aventura privada y sin autoridad.” Cinco días después de quedar instaurada la República de Florida, la flota venezolana confiscó en el sur del mar Caribe dos goletas norteamericanas, la Tigre y la Libertad. Ambas comerciaban pertrechos de guerra con los colonialistas españoles de Venezuela. Pero el gobierno de Estados Unidos se sintió insultado, ofendido. Aquello era una imperdonable osadía, aunque ambos buques violaron las leyes de neutralidad que supuestamente Estados Unidos mantenía en el conflicto suramericano.

    De inmediato, Washington amenazó y el 23 de diciembre de ese año el capitán norteamericano John Elton, comandante del crucero de guerra Saranac, apresó e incendió el buque venezolano Tentativa. Poco después, fuerzas navales y terrestres norteamericanas invadieron isla Amelia, ocuparon Fernandina y disolvieron la República de Florida.

     Pero Simón Bolívar no tembló y con firmeza respondió a las amenazas de los funcionarios norteamericanos. Declaró que “lo mismo es para Venezuela combatir contra España que contra el mundo entero, si todo el mundo la ofende.”  

     Como todos sabemos, dos años después, en 1819, Estados Unidos compró a España por cinco millones de dólares la península de La Florida.

    “Cruzada por la libertad. Venezuela por Cuba,” es un libro que todo cubano debe leer. Documentado hasta la saciedad, narra de manera amena la gran cantidad de mambises venezolanos que en nuestras tres guerras de independencia pelearon por la libertad de Cuba, desde generales a soldados de fila, sin que falte un muy interesante y revelador capítulo sobre el controversial Narciso López. Así que ni en Miami ni en Washington debe causar hoy extrañeza la solidaridad de Cuba con los patriotas bolivarianos de Chávez y Maduro.

    Ya lo saben los miamenses, sean cubanoamericanos o venezolanoamericanos: la Florida una vez fue república, y nada menos que república bolivariana.

    Les habló, para Radio Miami, Nicolás Pérez Delgado.

       

 

    

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!