La guerra de los mil frentes

Clausewitz (1)

 

 

 

 

 

 

 

 

General prusiano Von Klausewitz

 

Traducido desde el más allá por Max Lesnik

Se dice por  los historiadores de temas militares que un país en guerra no puede salir  victorioso de ella,   si su ejército  tiene que pelear  en dos frentes de combate a la vez, como le ocurrió a la Alemania  de Hitler  en la II Guerra Mundial cuando el  jefe  nazi-fascista  decidió lanzar la  operación “Barba Roja”- la  invasión  contra la  Unión Soviética- al mismo momento que se enfrentaba a  sus adversarios  ingleses y norteamericanos en la  Europa occidental que habían invadido Francia y en ruta hacia  Berlín.

Ese error  de cálculo del  aventurero de Hitler selló  la derrota de Alemania en la II Guerra Mundial y en consecuencia el fin del fascismo como sistema de dominación totalitario mundial.

Sentenciaba   el General prusiano Von Klausewitz en su libro “En  Guerra” que esta era “la política por  otros medios”, a lo que habría que añadir por nuestra parte a manera de adaptación a esa realidad, que cuando se está  en tiempos de paz “la política  no es otra cosa que la guerra por  otros medios”. Lo que es  lo mismo  al revés.

Dicho esto y al volver a la realidad del mundo actual, tenemos  a los Estados Unidos con un Presidente que tiene abiertos no dos sino más  de una docena de frentes a vez, tanto en el orden interno de su país  como en el resto del escenario mundial.

Una “guerra de  tarifas arancelarias con China”, una batalla contra México y Canadá por  el tratado  de Libre comercio  de América del Norte”, a lo que se añade la confrontación retorica con insultos al país  azteca dando lugar a la galvanización  del  orgullo  nacional  mejicano,   en medio  de un proceso  electoral  en esa nación  fronteriza donde  pudiera  resultar electo Presidente  el  candidato  que  más encarne el  nacionalismo  azteca, algo que por supuesto  no es nada bueno para Estados Unidos.

A todas estas  tenemos el frente interno  norteamericano donde el presidente Trump sigue empecinado en el muro  de la frontera con México y  lanzando  sus  “Tuits” en las redes sociales,  dando palos a  derecha e izquierda, como si todavía  estuviera en campaña  electoral frente a sus adversarios  demócratas sin tomar en cuentas que él ya es el Presidente de todos  los norteamericanos y como tal debiera comportarse  como  unificador  y no como un máximo divisor del pueblo estadounidense.

Los aliados de Washington están  preocupados.  El resto del mundo también  lo está. Una guerra con mil  frentes abiertos nadie  la puede ganar. ¡Sólo  Dios o Satanás!. En eso anda metido  el Presidente Trump. Ahí se las  dejo y los  pongo a pensar.

Y hasta la próxima entrega de El  Duende que con  mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.

 

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!