Adelantos cubanos ¿quiénes se lo pierden?

 

La obstinada y absurda política de bloqueo establecida por las administraciones norteamericanas desde 1960 contra la independiente República de Cuba, ha impedido que millones de estadounidenses puedan beneficiarse con los adelantos biotecnológicos realizados en la Isla.

imagesEl Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología cubano (CIGB) ha desarrollado varios fármacos que serían de enorme beneficio para los ciudadanos de la nación norteña.

Someramente explicaré algunos de estos fabulosos adelantos biotecnológicos.

El medicamento Heberprot-P ya se utiliza en varias naciones del planeta para la atención a los pacientes diabéticos con úlcera en los pies.

Único y primero en su tipo el Hebertprot-P ha revolucionado con éxito el tratamiento de ese tipo de complicación en los pacientes. Esa medicina, netamente cubana, acelera la cicatrización, reduce las complicaciones derivadas, disminuye el riego de amputaciones y mejora la calidad de vida de las personas afectadas.

La Proctokinasa® es un fármaco eficaz y seguro en forma de supositorio para el tratamiento de las hemorroides agudas, basado en el empleo de la estreptoquinasa recombinante.
Además, elimina los trombos y microtrombos presentes en este proceso inflamatorio, evita la trombectomía y otros procederes invasivos (quirúrgicos y endoscópicos) en las hemorroides trombosadas, y garantiza la rápida reincorporación de los pacientes al trabajo y a sus actividades cotidianas.
Otro de los productos, el Heberferon (combinación sinérgica de Interferon alfa 2b y gamma recombinante) es un medicamento inyectable que, con una formulación única en el mundo, está dirigido principalmente a reducir o eliminar los tumores de piel no melanomas.
El empleo de este medicamento en la atención secundaria es de gran utilidad, pues se registra una incidencia considerable del cáncer de piel en Cuba y en el orbe, debido en gran medida, a la exposición prolongada de las personas a las radiaciones ultravioletas.
Además los científicos cubanos desarrollan un fármaco que reduce la magnitud del infarto. Ya se inició la segunda fase de su ensayo clínico en todas las provincias del país bajo el auspicio del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

El candidato farmacológico 6GB 500 ha sido efectivo en varias pruebas en animales de laboratorio. El experimento ocupa desde hace años a un equipo de investigadores de ese centro encabezado por el doctor Jorge Berlanga, también creador principal del Heberprot-P

El medicamento 6GB 500 como se ha demostrado en células y en animales de laboratorio será capaz de coartar, y de abortar la múltiple cascada de daños patogénicos que forman parte de episodios de infartos por diferentes puntos.

El doctor Berlanga afirmó que ya se encuentran en la fase 2 del ensayo y se aplicará en múltiples hospitales provinciales del país.

Cuba tiene entre sus principales muertes a las enfermedades cardiovasculares, al igual que su vecino Estados Unidos.

Todos estos productos evidencian los resultados de la biotecnología cubana, y el sistema de salud en la Isla se los ofrece gratuitamente a la población.

Por solo un momento pensemos cuántas personas en Estados Unidos se pudieran beneficiar con el uso de esos fármacos y de otras decenas producidos por el Centro de Ingeniería Genética y de Biotecnología cubano si no existieran ni el bloqueo ni la obstinada y agresiva política de Washington contra Cuba. Habló para Radio Miami, Hedelberto López Blanch.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!