Trump y algunos cubanos de Miami

castañas_alfuego

 

 

 

 

 

Algunos cubanos de Miami  quieren que Trump les saque las castañas del fuego

Traducido desde el más allá por Max Lesnik

No podía ser más pobre  y raquítica desde todo punto de vista la visita  del Presidente Donald Trump a la ciudad de Miami. Más bien fue una fugaz presencia, una “escala técnica”  la que hizo el mandatario norteamericano antes de refugiarse en su residencia vacacional  de Mar-a Lago, aunque para los “Trompistas”  cubanos  del sur de La Florida su incursión por  estos lares fuera interpretada  por  estos como   una deferencia y respaldo  de su parte  hacia  ellos,  los cubanos Republicanos   que son los  únicos  hispanos  de Estados Unidos  que le dan apoyo al anti-hispano  Presidente de los  Estados Unidos.

De los políticos locales solo estuvieron presentes el  pícaro Senador Marco Rubio- el  “pequeño  Marco” con le bautizara  en la  campaña  presidencial  el  propio Trump- acompañado del Congresista Mario Díaz Balart y el alcalde  de Hialeah Carlos Hernández que al  parecer son ellos los  únicos  dirigentes Republicanos del sur de La Florida  que están comprometidos a seguir  hasta la víspera-  no hasta el final-  al controvertido actual vecino  de la Casa Blanca.

Nada nuevo dijo  en Miami  sobre Cuba  el Presidente Trump  de quien sus seguidores  de la extreman derecha  cubana esperaban que anunciara  más acciones  anti-cubanas  a propósito de la fecha aniversario  de la derrota norteamericana en Playa Girón. Pero  no.  El  Presidente no  dijo nada nuevo sobre Cuba a pesar  de tener a su lado  a  John Bulton el hombre que bajo la presidencia de W. Bush inventó  la  burda patraña  de que  Cuba  tenía  listo  un arsenal de armas químicas para  lanzarlas contra  Estados  Unidos.

Pues bien,  el  Presidente  Trump vino ayer a Miami para verse la cara  con  algunos cubanos  de Miami,  con esos que lo apoyan incondicionalmente en la  esperanza de que haga  algo  drástico contra  Cuba.

Hoy  es  17  de abril. -¿Otra invasión como la  de Playa Girón? ¿Y dónde están los brigadistas de hoy?  ¿ Acaso  bailando  Reguetón”  en el Carnaval  de la  calle 8? ¿O será  que  esperan un bombardeo  de cohetes  como  los  de Siria a la Plaza  de la Revolución?

Esos son  los  cubanos  de Miami que quieren  que Trump les saque las castañas del  fuego. Son algunos.  Son  pocos.  Son esos que empujan y no se dan golpes. Digo yo.

Y hasta la próxima entrega de El  Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viva cuba libre!