La real alternativa cubana

 

 

 

Cuban first Vice-President Miguel Diaz-Canel (R) attends the opening of the XXVII Havana International Book Fair in Havana, on February 1, 2018. The book fair is dedicated to China. / AFP PHOTO / ADALBERTO ROQUE (Photo credit should read ADALBERTO ROQUE/AFP/Getty Images)

El nuevo Presidente de Cuba  es ya  el ingeniero Miguel Díaz Canel.  Su ascenso  al más alto cargo de la dirección política  de la  isla tiene connotaciones trascendentales,  puesto que al sustituir  al  General-Presidente  Raúl Castro en la presidencia  del Consejo  de Estado  de la  república está marcando  no sólo un cambio generacional  en la dirección del país sino que a la vez  se pone a  prueba la solidez de los cimientos del  proceso revolucionario  cubano iniciado en enero del  año 1959 por  su líder indiscutido  Fidel  Castro de quien  su hermano  Raúl  heredó con sobrados  méritos una jefatura histórica que ahora  acaba de pasar  a las manos de un hombre que no pertenece a la  llamada “Generación del Centenario martiano”,  que no asaltó el cuartel  Moncada ni desembarcó  en el yate  Granma por  Oriente,  ni bajó de la Sierra Maestra con los míticos  barbudos de Fidel. Por su edad,  en nada de eso pudo  estar Miguel  Díaz-Canel.

Los méritos  de  Diaz-Canel que pueden ser muchos, no están abalados  por  la historia bélica de la  Revolución Cubana, lo que le obliga  a ser mejor  en el desempeño de su cargo, algo que no es tarea fácil dado el   complicado escenario que tiene hoy  una Cuba golpeada por  el Bloqueo  norteamericano, con  un Presidente  en la Casa Blanca  que le ha entregado  su política exterior  hacia Cuba  al Senador floridano  Marco Rubio, un hombre de pocas luces  y  peor  entendimiento de la realidad cubana.

Los cubanos de la isla  y todos  los  que vivimos en  el  exterior tenemos  una clara alternativa presentada  en toda su crudeza.

La sucesión  ordenada y pacífica, el  cambio  generacional que representa  el  nuevo Presidente cubano  Miguel Díaz-Canel o lo que se tiene en la acera  de enfrente, lo que  es el  Miami del  Senador  Marco Rubio,  los  batistianos  Díaz Balart y la  hija  del  Coronel Pérez  que hizo  trio  de esbirros  con Ventura  y Carratalá, que son  los célebres personajillos  que vimos  junto  al Presidente Donald  Trump en su más reciente  visita al  sur de La Florida.

Esa y no otra,  es la alternativa  cubana. Vuelta  al  pasado  cubano ¿Para qué?

Les habló para Réplica  de Radio-Miami  su director, Max Lesnik.