Las extravagancias de los títulos 

 


Nunca olvido como se derrochaban los calificativos de las agraciadas posiciones de algunos dictadores en  épocas pasadas. Había dos específicos que nos tocaban de cerca. Uno era el  sanguinario tirano Rafael Leónidas Trujillo Molina, de la hermana República Dominicana en décadas del siglo pasado. He aquí sus increíbles extravagancias.
Benefactor de la Patria
Padre de la Patria Nueva
Generalísimo Invicto de los Ejércitos Dominicanos
Restaurador de la Independencia Financiera del país
Rector Vitalicio de la Universidad de Santo Domingo (UASD)
Primer Maestro de la República
Primer Médico de la República
Primer Periodista de la República
Primer Abogado de la República
Primer Agricultor Dominicano
Primer Anticomunista de América
Genio de la Paz
Generoso Abanderado de la Paz
Paladín de la Libertad
Líder de la Democracia Continental
Protector de Todos los Obreros
Héroe del Trabajo
Padre de los Deportes
Perínclito de San Cristóbal
Salvador de la Dignidad Nacional
Doctor (declarado por todas las facultades de la UASD)
Salvador de la Patria
Aquí vemos como se vanagloria alguien que fue un grotesco  dictador  asesino, torturador, estafador, tirano, ladrón, violador de todos los derechos humanos entonces. Comenzando por la Masacre del perejil (Parsley massacre), donde el ejercito bajo su mando en los años treinta del siglo pasado, asesinó a 12,168 aunque otras fuentes elevaron la víctimas hasta 35,000, cuando arremetió contra los haitianos que se acusaban de estar robando alimentos en la frontera con Santo Domingo. Además este sujeto cambió el nombre de la capital dominicana por “Ciudad Trujillo”. El tirano fue ajusticiado en un atentado cuando viajaba en su automóvil custodiado por escoltas, la noche del 30 de mayo de 1,961. Contaba entonces con setenta años de edad.
También le seguía en títulos “honoríficos” en dictador cubano, el Mayor General, excelentísimo señor Presidente de la República de Cuba, Fulgencio Batista y Zaldívar. Casi todos recordamos esa nefasta y trágica trayectoria de este criminal, así que no vamos a caer en repeticiones,  que costó más de 20 mil muertes y otros tantos presos y torturados, durante sus siete años de desgobierno. Sus acciones le impidieron seguir recibiendo el beneplácito del gobierno de Estados Unidos entonces..
Volviendo a retomar el  tema de los “títulos”, como si fueran de la más alta nobleza europea, se nos apean ahora con que el Senador Republicano, por Florida, Marco Antonio Rubio Oriales, con sus nuevos “nobles” títulos, como presidente de:
.   Sub Comité del Hemisferio Occidental
.   Delincuencia Transnacional
.   Seguridad Civil
.   Democracia
.   Derechos Humanos
.   Asuntos Mundiales de la Mujer, del Comité de Relaciones Exteriores del Senado
.   Además de Senador Federal por Florida.

Pero aun le quedan potros títulos para poder concluir con esta figura:

.  Fanático y destacado personaje cubanoamericanomiamense
.  Importante dirigente del nefasto y fascista Tea Party, que lo empujó al Senado
.  Ejemplo de anticubano por excelencia
.  Gozoso auto titulado anti pueblo venezolano
.  Cuasi perfecto oportunista
.  Acérrimo “Trumpista”
.  Amigo personal y consejero del anti presidenciable Donald Trump
.  Fracasado aspirante presidencial. El traje le quedaba demasiado muy grande
.  Infame votante contra todo lo que sea justo para el pueblo de su nación
.  Eterno y punzante anti inmigrante

En fin que este nuevo figurín del teatro estadounidense ya es parte de las interminables olas de ese desacreditado movimiento continuo de este sistema anti pueblo.

Les habló “Desde Miami”, Roberto Solís Ávila