La CIA en Cuba   está ciega y sorda

 

Traducido desde el más allá  por Max Lesnik

0000576329Un viejo conocido de este Duende que en sus años mozos llegó a ser un valioso agente  de la CIA en el departamento que tenía como objetivo analizar  todo lo relacionado con la inteligencia sobre Cuba, anda en estos días tirándose de los  pelos ante lo que él  califica de soberana estupidez, refiriéndose  a la decisión  del gobierno del Presidente Trump de retirar  de su embajada en La Habana a casi la totalidad  de su personal diplomático bajo  el   socorrido pretexto   de que  algunos de sus miembros  habían  sido  objeto de supuestos “ataques sónicos” que les habían afectado  la salud.

Nos hemos dado un  “auto gol”  al  retirar el  personal  de la  Embajada  norteamericano en La  Habana,  proclama  el  veterano hijo putativo de la conocida “Compañía”, puesto que según dice él , “ahora  la  CIA en Cuba está ciega  y sorda  porque no tiene oídos para escuchar ni ojos  para ver lo que a diario acontece en la isla, especialmente en estos momentos en que se está  desarrollando  el traspaso  de  poder  de una generación a otra” .

La decisión de diezmar  el  personal diplomático norteamericano de su embajada en La  Habana ha sido vista con gran  preocupación  por la  comunidad  de inteligencia  de Washington hasta el punto que el  nuevo Secretario de Estado  del  gobierno de Trump,  Mike Pompeo que hasta su  confirmación había  estado  en la jefatura de la CIA,   declaró que en relación a  Cuba,  tenía planes  inmediatos entre  estos  dijo :“Nos vamos a comprometer en construir un equipo que proporcione diplomacia allí”, enfatizó el  ex director de la CIA, una vez que  los senadores  le  interrogaban y  calificaran al cuerpo diplomático estadounidense en Cuba como una “presencia esquelética”. A buen entendedor  pocas palabras bastan.

A  todo  esto  el  Senador Marco Rubio a quien el Presidente Trump le entregó  la política hacia Cuba  y Venezuela por razones  electorales – el  voto y  el dinero de la extrema derecha  cubana  de Miami- insiste en llevar las cosas  hasta el  punto de  una ruptura  de relaciones  diplomáticas  con La Habana  y Caracas.

¿ De parte  de quien se pondrá  la Casa Blanca? … ¿ de Pompeo  que le está  resolviendo  problemas como  la paz con Corea  del Norte,  o al ladol  del “Pequeño  Marquitos “ que  por  razones   mezquinas electoreras quiere encender el Caribe  con una guerra  contra Cuba  y  Venezuela?

El veterano  analista  de la CIA en un  momento de calmada  lucidez  nos dijo tomándonos  un aromático café cubano en “la  Carreta de la calle 8 :  ¿ Dónde están  los  verdaderos  intereses  de Estados Unidos? ¿ En su  presencia  en La Habana con  los  ojos  y los  oídos  de la CIA bien abiertos  ante el acontecer  cubano o  en Miami para servir los  apetitos políticos  del Senador “Marquitorubito”.

Al  despedirse  de El Duende  en La  Carreta  me dijo el  viejo y  experimentado  analista  de la CIA  :  “Ahí se  lo dejo como tarea  y  los pongo a pensar”.

Y hasta la  próxima entrega de  El  Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.