El mundo en 30 minutos. Resumen Semanal de DN!

H1 korea peace talks in jeopardy
Escuche
Otros formatos

Destacado de la semana

Trump cancela cumbre con Corea del Norte y declara que Estados Unidos está preparado para atacar

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, canceló la cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, que estaba fijada para el 12 de junio en Singapur. En una carta firmada por Trump y dirigida a Kim, el presidente de Estados Unidos sostiene que el motivo de la cancelación era la “tremenda ira y hostilidad evidente” vertida por Kim en comentarios recientes. Trump escribió: “Hablas de las capacidades nucleares, pero las nuestras son tan grandes y poderosas que ruego a Dios que nunca tengan que ser usadas”. Trump canceló la reunión después de que Corea del Norte criticara los recientes comentarios del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, quien sugirió que, si no desnuclearizaba Corea del Norte, Kim iba a terminar como el líder libio Muammar Gaddafi, quien fue asesinado. El lunes, Pence había repetido el argumento esgrimido por el Gobierno de Trump acerca de que Corea del Norte podría terminar como Libia si no abandona sus armas nucleares, en una referencia a la intervención liderada por Estados Unidos en 2011 que condujo al derrocamiento del líder Muammar Gaddafi, quien fue arrastrado por las calles y asesinado públicamente por los rebeldes. En respuesta, un alto funcionario norcoreano declaró el miércoles: “Que Estados Unidos se encuentre con nosotros en una sala de reuniones o en un enfrentamiento depende por completo de la decisión… de Estados Unidos”. El jueves, Trump declaró que Estados Unidos estaba listo para atacar.

Donald Trump declaró: “Creo que es un gran retroceso para Corea del Norte, y un retroceso para el mundo. He hablado con el general [James] Mattis [el secretario de Defensa de Estados Unidos] y con el Estado Mayor Conjunto del Ejército, y nuestras fuerzas armadas, que son las más poderosas del mundo por lejos, y que como todos saben recientemente han sido ampliamente mejoradas, están listas [para actuar], si es necesario”.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Norte calificó la decisión de Trump de “extremadamente lamentable”, pero declaró su disposición para hablar si la Casa Blanca revierte su postura.

Secretario de Estado estadounidense amenaza a Irán con “las sanciones más fuertes de la historia”

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, utilizó su primer discurso importante sobre las políticas a implementar para amenazar a Irán con aplicarle “las sanciones más fuertes de la historia”.

Mike Pompeo enunció: “El régimen iraní debe saber que esto es sólo el comienzo. El dolor que le causen las sanciones será intenso si el régimen no cambia su curso del camino inaceptable e improductivo que ha elegido, para tomar uno que signifique reincorporarse a la liga de las naciones. Cuando hayamos terminado, estas serán las sanciones más fuertes de la historia”.

El secretario de Estado Mike Pompeo dio este discurso el lunes en el centro Heritage Foundation, después de que el Gobierno del presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo nuclear firmado con Irán en 2015. Pompeo también advirtió a las empresas europeas que no esperaran quedar exentas de las sanciones recientemente reinstauradas. La semana pasada, la petrolera francesa Total anunció su intención de cancelar los contratos que tenía previstos con Irán, tras la decisión de Estados Unidos de retirarse del acuerdo nuclear.

Estados Unidos y China suspenden amenaza de una guerra comercial

En otras noticias, Estados Unidos y China acordaron llevar a cabo más negociaciones sobre comercio y exportaciones, al tiempo que las dos mayores economías del mundo dejan de estar al borde de una guerra comercial mundial. El fin de semana, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, dijo que la posible guerra comercial sería puesta “en espera”, lo que implica que Estados Unidos no cumplirá su amenaza de imponer aranceles a un gran número de bienes que China exporta a ese país, cuyo valor comercial estimado sería de 50.000 millones de dólares anuales. Por su parte, China parece haberse comprometido a importar más energía y productos agrícolas de Estados Unidos.