Para algunos,  Algo sobre Fernando Ravsberg:

 Algo que a  mí personalmente me parece un signo de debilidad y no de fortaleza lo sucedido con la retirada del la Residencia Legal y la suspensión del Permiso de Trabajo después de tres décadas como periodista, convirtiéndolo en un “ilegal” en Cuba,  en ocasión de su  defenestramiento del periodista uruguayo-cubano, radicado en La Habana,  Fernando Ravsberg, ocurrido ayer día 12 de junio del 2018, después de décadas de trabajo, donde tuvo que terminar realizando sus trabajos en un “blog”, ya que los españoles lo cesantearon antes. También  Silvio Rodríguez escribió estos versos a la 1 y 10 de la tarde por tales acontecimientos.  Silvio también agregó: “es la peor propaganda que en estos momentos pudiéramos hacer a nuestro Gobierno”.                

        

Viene la cosa

Viene la cosa,
viene la cosa fea;
viene la cosa,
como mano de brea.

Su inquietante nariz
parece un caracol,
y su talante gris
le pone rabo al sol.

Viene, viene la cosa
y la canción de amor
solloza.

Viene la cosa,
aunque no te lo creas;
viene la cosa
como viento y marea.

Viene más que la luz,
viene para acabar,
por eso el avestruz
no tiene ya lugar:

porque la cosa viene
y la mentira no es
quien la detiene.

Viene la cosa, por más que sea injusta y ofenda;
viene la cosa a exhibir desparpajo total;
Viene la cosa invocando lo que le convenga,
porque ha pasado de moda la noble moral.

Viene la cosa,
viene por todos lados;
viene la cosa
rescribiendo el pasado.

Pero, a falta de dios,
doy pecho al huracán
y saco bien la voz
y al pan le digo pan.

Porque viene una cosa
que sólo la sinceridad
destroza.

Y como no sos avestruz sino perro…
“Pero, a falta de dios,
doy pecho al huracán
y saco bien la voz
y al pan le digo pan.”

12 de junio del 2018, 13:10

Sin más comentarios, les habló “Desde Miami”, Roberto Solís Ávila