Traducido desde el más allá por Max Lesnik

El próximo domingo primero de julio se celebrarán las elecciones presidenciales en México en medio de un clima de resurgimiento del nacionalismo azteca como consecuencia de la política agresiva, insultante y descalificadora   del presidente norteamericano Donald Trump contra todos  los mexicanos.

Nada tiene de extraño entonces que en todas las encuestas, coincidiendo con la totalidad de los analistas políticos, aparezca el candidato del Partido “Morena”, Andrés Manuel López Obrador- el  más radical de la izquierda nacionalista- como el seguro ganador por  amplio margen arrollador,  en las elecciones  mexicanas.

Todo esto ocurriendo en tiempos revueltos, con un   país sacudido  por una violencia criminal como nunca antes vista en esa nación desde los tiempos de la Revolución  mexicana de los primeros años  del pasado siglo XX, a lo que se añade  una corrupción rampante a todos los niveles  de la sociedad, con  los Carteles  de la droga imperando a lo largo y ancho  del  país, haciendo  del bandidaje  el mejor modo de vida  en competencia con los  empresarios multimillonarios de la elite económica que flotan en las alturas, mientras el  índice de pobreza  del  pueblo  mejicano llega en estos momentos  a los índices más altos de la historia  de esa nación latinoamericana.

Ante la agresión externa  y  la crisis interna la respuesta no puede ser otra que la que dará en las urnas   de manera contundente el  pueblo mejicano el próximo domingo primero de julio.

panchovilla-621x354Y así será, porque cuando la patria está  en peligro los  mejicanos parecen recordar aquel capítulo  de su historia  que  se  llama “Pancho Villa”.  De cuando hasta  los bandidos  se convierten en patriotas. Es el  fantasma  del  “Centauro del  Norte” cabalgando de nuevo por la tierra mexicana.

Y hasta la próxima entrega de El Duende que con  mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.