E: Estimados oyentes detrás del hilo telefónico se encuentra el analista Carlos Diéguez, él vive en Miami y vamos a abordar el tema de la situación migratoria en Estados Unidos.

Recientemente, la polémica decisión migratoria de Trump, denominada “tolerancia cero”, que separaba a los menores de sus padres migrantes una vez ingresados al país de forma clandestina, ha provocado malestar entre la sociedad civil estadounidense e incluso en el mundo. De hecho, en al menos 17 estados estadounidenses ha habido protestas en rechazo a esta política. Sin embargo, el Gobierno estadounidense que había revocado esa ley, dijo el viernes que va a detener a los niños pero junto a sus padres, no los va a separar y los va a detener de forma indefinida hasta que se estudien sus casos. Señor Diéguez, esta política de Trump de “tolerancia cero” qué busca en realidad?, adelante, por favor.

CD: Bueno, sí, muchísimas gracias. Yo, antes de darte la respuesta a lo que me estás preguntando, decirte que hace apenas unos días un destacado columnista acá en EEUU, que se llama Lázaro Fariñas, hizo una caracterización de Donald Trump, y cuando uno caracteriza al presidente de EEUU bajo esos preceptos tiene respuesta a muchas preguntas. Él dice que estamos en presencia de un hombre, de un presidente sin escrúpulos al estilo de Hitler, en presencia de un mentiroso, de un narcisista, de un demagogo, de un hombre que poco le importa la opinión pública, que lo mismo ataca a amigos que a enemigos y que evidentemente ha encontrado un punto débil en la sociedad norteamericana, un hombre que rompe pactos y tratados firmados por el Estado, que acaba de abandonar un organismo como es el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en fin, ¿qué podemos esperar? Esta política, de la cual me estás preguntando, tiene que ver también con esa intolerancia, con esa soberbia del presidente actual de EEUU. Para que tengas una idea, se acaba de arrestar aquí a un grupo de más de 500 mujeres en el propio Washington que habían entrado en el edificio Hart protestando contra las políticas de tolerancia cero, la separación de familias, lo que estabas explicando. Esta Administración ha puesto en marcha, como se sabe, desde el pasado abril estas llamadas políticas de tolerancia cero. Imagínese se está hablando de cero tolerancia, algo implacable, por lo que los inmigrantes que cruzan de forma irregular la frontera pasan a ser procesados criminalmente, lo que implica la división de familias con menores. Como se sabe, la pasada semana, Trump decretó el fin de la separación de familias en las fronteras. Yo diría que eso fue realmente algo entre comillas, porque no fue realmente así. Para que tengan una idea, desde entonces, el gobierno solo ha reunido a 538 niños con sus parientes, por lo que más de 2000 menores siguen recluidos y están apartados de su familia. El futuro no solo de los inmigrantes el futuro es incierto también de EEUU si seguimos estas políticas que no tiene nada que ver con la racionalidad, con lo ético, con lo humano. Estamos en presencia de una situación bien seria, de una crisis que trasciende lo espiritual y lo moral y, por supuesto, lo humano y que afecta no solo a EEUU sino también al mundo.

 

E: Señor Diéguez, esta situación si sigue de esta forma podría durar durante el mandato de Trump, el voto de los migrantes, el voto latino, ¿podría cambiar la situación en las próximas elecciones?

 

CD: Por supuesto. El voto latino, el voto de los hispanos en sentido general, va a ser totalmente en contra de Donald Trump si continúa esta actitud. Acabo de explicarte la situación de que se vaya del Consejo de DD.HH., porque no solamente de ahí, también se fue de organizaciones como la Unesco, que tiene que ver con la educación, con la paz; y realmente hay descontento por parte de los hombres y mujeres de las familias hispanas, fundamentalmente, latinoamericanas. Hay que ir a la causa del problema. Ahora mismo, (Andrés Manuel) López Obrador, que está avocado en las elecciones en México, está planteando una gran idea que es una idea de muchos años y que no se ha aplicado. El problema está en la mano de obra de los países centroamericanos, esencialmente, en los países de América del Sur, donde son robadas sus materias primas, por parte de las grandes transnacionales, pero no se crean puestos de trabajo, las economías en esos países están totalmente destruidas, por tanto, las gentes se van de su pueblo, de su barrio, buscando un futuro mejor, donde pueda desarrollar una actividad, digamos, medianamente humana, que pueda ayudar también a sus familias en aquellos países, para que tengan alguna idea, Haití vive hoy de las remesas que les envían los familiares que están en EEUU, esencialmente, para que puedan desarrollar sus vidas; o sea, hay una disparidad muy grande en el mundo económico y social, mientras en el norte, acá en EEUU, se han dado un grupo de condiciones para el trabajo y la producción de bienes, en los países subdesarrollados, en los países del tercer mundo no existe. Podemos también plantear que si se utilizaría el presupuesto de ese famoso muro que quiere dividir y hacer Donald Trump. Ese presupuesto se utilizara, por ejemplo, en dos países como Honduras y Guatemala, en Centroamérica, esencialmente de manera inicial, ¿qué pasaría en las economías de esos países? Existiría un cambio inmediatamente, por tanto, es una tolerancia cero también al derecho humano de poder tener condiciones para vivir y sustentar a su familia, es una actitud realmente bastante al estilo fascista de separación de familias que está haciendo aquí Donald Trump. Esa es la realidad.

 

E: Así es señor Diéguez, muchísimas gracias por su análisis para los oyentes de la Voz en Español de Pars Today.

 

CD:  Muchísimas gracias.