Traducido desde el más allá por Max Lesnik

Si la historia sirve  para algo es para recordarnos hechos que dan  lecciones al presente porque cambiando de escenario y de protagonistas  en el tiempo, los acontecimientos pueden repetirse para cambiar  el  destino de los pueblos.

lula-748x410.jpg_1718483347Ahí tenemos el caso del ex presidente brasileño Ignacio Lula Da Silva encerrado en una cárcel de su país en medio de un litigio judicial en  el que un juez un  día  lo pone  en libertad   y a las pocas horas otro magistrado echa abajo  esa resolución ordenando que Lula siga tras las rejas mientras el  pueblo brasileño  reclama  la excarcelación de su líder  indiscutido.

Su caso me trae a la memoria a Juan Domingo Perón el popular General argentino que  en el año 1945, estando preso en una cárcel  militar   de Buenos Aires salió  de ella directo al   poder en su país gracias  a la activa movilización de su pueblo sin que las fuerzas  oligárquicas que  regían  la  Argentina  hasta entonces pudieran impedirlo.

El triunfo arrollador  de Andrés Manuel López Obrador  en México indica una renovación  y vuelta al poder de la izquierda en América Latina.

El ejemplo de Perón en la Argentina  nos enseña  que de la cárcel se sale- así paso también con Fidel en Cuba- y de ella  se llega al  poder si el pueblo  sigue a sus líderes   en sus luchas  y sacrificios.

Lula más temprano que tarde  saldrá de la cárcel  y a menos que lo maten volverá  a regir  los destinos de la nación brasileña. La suerte está echada  y Lula  ha sido siempre  un hombre de suerte y bendito por los “Orichas” del  culto  afro- brasileño del “Candomblé”.

Y hasta la próxima entrega de El Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.