El sobrino norteamericano de Hitler

163741_900 (1)Traducido desde el más allá por Max Lesnik

Acabo  de leer en la sección de noticias del sitio AOL de la Internet   que un sobrino del  líder nazi Adolfo Hitler había luchado en la II Guerra Mundial en la marina  de Estados Unidos como todo un patriota norteamericano en defensa de la democracia, enfrentada entonces a las potencias del Eje Berlín-Roma-Tokio que  aspiraba a la dominación mundial frente a la alianza militar conformada por Estados Unidos, Gran Bretaña  y la comunista Unión Soviética.

Cuenta esta historia  que un tal William Patrick “Willy” Hitler era el hijo de Alois Hitler Jr. Hermano mayor  del líder nazi Adolfo Hitler, quien había emigrado en 1911 a Inglaterra junto con su esposa y su pequeño hijo, sobrino  en cuestión del que más tarde  fuera el jefe indiscutido de la Alemania exterminadora de judíos en cámaras  de gases  y proclamada patria de la raza aria pura  y blanca.

En 1933 cuando su tío Adolfo ascendió al  poder “Willy”  dejó Inglaterra para regresar  a su patria Alemania. Sin embargo al  poco tiempo, inconforme con la situación reinante en ese país,  más el hecho de que quizás  el tío todopoderoso no le  dio  posiciones  de importancia, el sobrino volvió a Londres donde escribió un artículo para la revista norteamericana LOOK titulado “Por qué odio a mi tío Adolfo”.

En 1939 al estallar la II Guerra Mundial  con la  invasión alemana a Polonia el  sobrino  de  Hitler viajó con su madre a Estados Unidos para pronunciar  una serie  de conferencias,  contratado  por el magnate de la prensa norteamericana William Randolph Hearst.  Al entrar Norteamérica en la guerra   en 1941 el  sobrino  de Hitler  optó por quedarse en Estados Unidos para alistarse  en la Marina de Guerra con un permiso especial del Presidente Franklin Delano Roosevelt.

Después  que terminó  la  guerra el sobrino del líder nazi se cambió  el nombre y su apellido  para llamarse William Patrick Stuart-Houston,  casándose con  una norteamericana con la cual tuvo cuatro hijos.  El sobrino de Adolfo Hitler vivió   en New York hasta su muerte en el año 1987 en el más oscuro anonimato.

La  historia  tiene  muchos  agujeros  negro y pasajes desconocidos que nos enseñan que cualquiera  tiene un “Tío” odioso del cual hay que ocultar el parentesco  para  no vivir abochornado.

Y hasta la próxima entrega  de El Duende que con n mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.