Desde que se inventó la risa, por allá en la edad conocida como “de piedra”. Cuando ese ser ya convertido en humano, hacía un movimiento de la boca y del rostro para demostrar alegría, han sucedido muchos hechos que provocan una risa total y completa, por la envergadura de la estupidez que estos han llevado consigo.

  Ahora, muy reciente, se ha escenificado uno de estos espectáculos de circo entre payasos de nuestra área, que merecen ser galardonados por la audiencia como “excelentes expositores” de una actualidad de morbosos orígenes con la esencia del anti cubanismo más rabioso. Se trata de un grupito muy pequeño, denominado como acólito o adicto a los resultados más ridículos que pueda imaginarse.

   El artefacto publicitario y anticubano  se autodenomina “Cuba Decide”, componente de otro traste mecánico social, conocido entre ellos por UMPACU que ha hecho un alarde de su extraordinario complejo de inferioridad atado a la verdad del hecho, cuando se reúne en Miami, para “exigir” un movimiento a la desobediencia civil en Cuba, claro desde el cómodo Miami donde solo se come el “amargo pan del exilio en las agreste pero bellas playas de Miami Beach” donde nada les podrá ocurrir a esos promotores,  indicando que en las reuniones sobre  el Proyecto de la Nueva Constitución de la República de Cuba, se combata este, tanto allá en la isla como en otros lugares del mundo donde se ha dado a conocer por esa gran diáspora cubana y “no se le dé la importancia que requiere y que nunca se acepte como tal”. El increíblemente estúpido mensaje va a los cubanos de dentro y fuera de la isla. Claro que este mamotreto lanzado al público, no alcanza más allá de los cubanos de la cuadra donde se emite y sus escasos acólitos.

   Con el acostumbrado “Bombo y Platillo”  el grupúsculo de marras está compuesto por los mismos de siempre, “lo mismito del año pasado”,  la Payá, quien lucra con muchísima  ventaja sobre los demás a nombre  de su fallecido padre. A esta le acompaña el “Almirantazo Saúl Sánchez” de la flota de las florecitas al mar y las lucecitas verde hacia el cielo – dizque para tumbar la Revolución Cubana, (¿?), así como otros comediantes frustrados de este exilio histórico (léase histérico), que les gusta mucho aparecer ante  las cámaras de la TV y los periódicos del área, de esa forma siguen en al “mameo” recibiendo las migajas que les toca del abultado presupuesto yanqui para sus actuaciones desestabilizadores anticubanas y que otros, sin hacer presencia, se abrogan el muy útil derecho de distribuir, con mucho beneficio propio en Miami y Washington.

   Estos “piden al pueblo de Cuba”, como si se tratara de que de verdad se creen que  podían llegar a este y ser escuchados más allá de la cuadra donde se efectúa el circo,  de que se levanten civilmente contra el Gobierno Revolucionario y el PCC y nieguen la Nueva Constitución en masa. Esto avala el título del comentario…Ja..ja…ja…

   Ahí se los  dejo amigos, sigan riéndose…

Les habló , Roberto Solís Ávila