Terroristas escogen a 22 niños con sus padres para escenificar un ataque químico en Idlib