Federal Bureau of Investigation(FBI)

© AFP 2018 / Mandel Ngan
AMÉRICA LATINA

LA HABANA (Sputnik) — La visita de agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) a varios emigrados cubanos residentes en Estados Unidos que abogan por mejores relaciones entre ambos países es “una campaña sucia para generar miedo”, aseguró a Sputnik la activista cubanoestadounidense Elena, Freyre.

“Me parece una campaña sucia para intimidar y asustar a personas que están y han estado trabajando en aras de mejores relaciones, para la paz y el bienestar de nuestro pueblo y país”, subrayó Freyre, que preside desde Miami la Fundación por la Normalización de las Relaciones EEUU-Cuba (ForNorm)

Según un artículo publicado esta semana por el diario The New York Times (NYT), agentes del FBI interrogaron a varios activistas de la comunidad de emigrados cubanos en Miami y Nueva York sobre qué hacían durante sus viajes a su país natal, dónde se alojaban y si se reunían con miembros del Gobierno de la isla.También hicieron preguntas acerca de sus presuntos contactos con los funcionarios diplomáticos acreditados en la embajada de Cuba en Washington.

En el contacto con Sputnik, vía correo electrónico, Freyre explicó que un amigo suyo que reside en Nueva York y que no es cubano también fue interrogado por el FBI, así como otras cuatro personas.

“Estos visitantes del FBI nunca le dejaron claro a ninguno de nosotros el propósito de estas visitas. A mí me pareció poco profesional y con intenciones francamente de intimidación”, enfatizó la presidenta de ForNorm.

Freyre afirmó que las visitas del FBI son una manera de hostigamiento.”Ya estamos en contacto con la Unión Americana de Libertades Civiles [ACLU, por sus siglas en inglés], ya que no estamos dispuestos ni que se violen nuestros derechos, ni a dejar de tener contactos con nuestra patria ni con nuestros diplomáticos”, agregó.

Los interrogatorios a emigrados cubanos ocurren en momentos en que Estados Unidos investiga supuestos ataques sónicos contra diplomáticos de su país que trabajaban en La Habana y de un enfriamiento en el acercamiento entre los Gobiernos de ambos países que comenzó el exmandatario, Barack Obama, a fines de 2014.

Te puede interesar: EEUU aconseja escepticismo ante reportes sobre vínculos de Rusia y ataques sónicos en Cuba