Las Coreas firman declaración conjunta y pacto militar

La visita al Monte Paektu se produjo debido al interés manifiesto de Moon Jae-in para recorrer ese sagrado lugar de profundo significado espiritual para coreanos del Norte y del Sur. Esta visita que concluye dejo como saldos notable un estrechamiento de la amistad entre los dos líderes coreanos.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un. y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, se saludan tras una conferencia de prensa conjunta en Pyongyang. Foto: AP.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, firmaron una declaración conjunta como resultado de su tercera cumbre, celebrada en Pionyang.

Por otra parte, los jefes de defensa de ambos países firmaron a su vez un pacto militar, según comunicó a los periodistas el secretario de prensa del presidente surcoreano, Yoon Young-chan. El acuerdo fue suscrito por el ministro de Defensa surcoreano, Song Young-moo, y el norcoreano No Kwang-chol, en presencia de los presidentes de ambas naciones.

La reunión se celebró en la residencia “Paekhvavon”, para invitados de honor. Al comentar los resultados de la cumbre, Moon Jae-in señaló que Seúl y Pionyang acordaron erradicar la amenaza de guerra en la península coreana. Agregó que Kim Jong-un visitará Seúl hacia finales del año y que su visita será un momento crucial en las relaciones intercoreanas.

Moon señaló que ambos mandatarios aspiran a convertir la zona desmilitarizada en un área de paz, y que pronto comenzarán los trabajos para reconectar las vías férreas y las carreteras transfronterizas, objetivo que deberá cumplirse para finales de año.

Entre otras medidas para reducir la tensión en la península coreana, se plantea la creación de un comité conjunto, formado por representantes del mando militar de ambos países.

Kim, por su parte, indicó al final de la reunión que el acuerdo alcanzado en la cumbre de Pionyang permitirá “avanzar a una era de paz y prosperidad”, mientras que el pacto militar ayudará a desnuclearizar la península.

La declaración conjunta entre ambos líderes también reza que Corea del Norte desmantelará por completo el polígono de misiles Tongchang-ri y permitirá la visita de observadores internacionales.

Al mismo tiempo, Pionyang acordó cerrar por completo el reactor nuclear experimental que mantiene en el centro nuclear de Yongbyon, ubicado en la provincia Pyongan del Norte.

“De acuerdo con el espíritu de la declaración conjunta entre Corea del Norte y Estados Unidos, Pionyang expresó su intención de tomar medidas adicionales, como el desmantelamiento completo de la instalación nuclear en Yongbyon”, afirma el documento.

Asimismo, Seúl y Pionyang acordaron enviar una delegación conjunta a los Juegos Olímpicos 2020 y presentar una oferta en común para acoger la competición en 2032.

El pacto militar

El pacto militar, a su vez, prevé la creación de una zona de 80 kilómetros en los mares Amarillo y del Japón, donde no se llevarán a cabo ejercicios militares.

En torno a la línea de demarcación entre las dos Coreas se establecerá una zona libre de ejercicios militares terrestres y fuego de artillería. También se creará una zona de vuelo, para evitar colisiones de aviones, y se reducirá el número de puestos fronterizos.

En relación con estos hechos, el analista internacional Francisco José Fernández-Cruz opina que Washington no está interesado en una verdadera reunificación de la península coreana.

(Con información de RT)