Crimen de lesa humanidad

   260px-Avión_DC-8,_1201,_de_Cubana_de_AviaciónSe acerca la fecha fatídica del 6 de octubre de 1976. Ese día podría nombrase como el día que estremeció al mundo. Ese día murieron explotados en pedazos 73 seres humanos – entre ellos 24 adolescentes del  Equipo de Esgrima Juvenil  de Cuba – que viajaban en un avión de la Línea Cubana de Aviación – donde también lo hacían varios extranjeros y otros cubanos,  por los cielos de Barbados en viaje a Jamaica y Cuba. Era el vuelo 455 de esa línea aérea, El vuelo de la muerte.

   En días como estos desde finales de septiembre de ese año, se prepara el atentado terrorista aéreo más sangriento contra Cuba que recuerda la historia.

   Luis Posada Carriles, era uno de los más famosos terroristas del momento en el mundo  y llevaba a cabo esa acción junto con Orlado Bosch, Freddy Lugo y Hernán Ricardo. A la lista habría que sumarle los de los hermanos Ignacio y Guillermo Novo. El explosivo usado fue C4, introducido en dos tubos de pasta de dientes en la nave. Los perpetradores se bajaron del avión en una escala previa, Freddy Lugo y Hernán Ricardo.

   La organización y puesta en marcha de atentados planeados con la anuencia de aparatos de Estados Unidos donde era en esos momentos la meta del grupo terrorista y sombrilla de otros, CORU – con el rimbombante nombrete de  Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas – era atentar contra instalaciones cubanas fuera de Cuba, diplomáticas y comerciales y sus dirigentes. Desde junio de ese año se venía preparando atentados como este sobre Barbados.

   Sin embargo las prueba aportadas por Cuba sobre Luis Posada Carriles, fueron obviadas por EEUU, permitiéndole deambular por el territorio nacional. El mismo fue apresado en Venezuela y cumpliendo condena de 20 años de cárcel logra escapar a los cinco de encierro y recomienza a desplegar su andanza de terror, hasta que muere enfermo a los 90 años en Miami, Florida.

   Cuando este terrorista es arrestado, no por sus crímenes sino por entrada ilegal a territorio estadounidense, dura poco tras las rejas y es nuevamente liberado, donde y cuando sigue su trayectoria anticubana, En 1997  organiza pagado por la más influyente de las organizaciones contrarrevolucionarias, la Fundación Nacional Cubano Americana, dirigida por el entonces poderoso orquestador  del terrorismo Jorge Mas Canosa, donde hubieron bombas causaron  grandes pérdidas materiales en hoteles, centros turísticos  y hasta muerte. En una de sus oscuras y asesinas aventuras de Posada, estuvo la dirección y preparación  de un atentado frustrado a una tribuna donde habría más de cien niños, en Ciudad Panamá, donde la habría preparado con explosivos para asesinar al líder cubano Fidel Castro presente allí y a todos los asistentes por igual, Fue detectado por la Inteligencia Cubana y detenido junto a varios armamentos y explosivos así como otros cómplices, pero fue indultado más tarde  por la actuación mezquina de Mireya Moscoso presidenta de país entonces.

   La tenebrosa historia de este sujeto está muy ligada a estos días en 1976 que es ahora  de aniversario luctuoso   del asesinato de Barbados, donde y cuando estuvo muy activo.

Les habló, Roberto Solís Ávila.