Los “expertos” se equivocan

delitos-1496600005-621x354

 

 

 

 

Traducido desde el más allá por Max Lesnik

En  los últimos años las campañas políticas de los  aspirantes a cargos electivos, tanto  en Estados Unidos como en los otros países de las llamadas “democracias capitalistas liberales” son dirigidas por “expertos” profesionales,  quienes  le dicen a los candidatos como hablar en la radio, la televisión o  en los actos públicos,  así como cuáles  son los temas  a tratar, además  de diseñar los anuncios políticos pagados, repletos estos por lo regular,  de mentiras  e infundios calumniosos  contra sus adversarios de la contienda electoral.

No era así antes  de aparecer hoy en  la escena los “sabichosos personajes” de la política de estos tiempos, en lo que más que  el  candidato mismo, son “expertos” los que hacen del aspirante a Presidente, Senador, Congresista,  Gobernador, el modesto  alcalde o concejal, un espectro fantasmal  fabricado por  ellos, un  ente ficticio  que nada tiene que ver con lo que  es o  piensa  el verdadero candidato de carne y hueso cuyo  nombre aparece en la boleta electoral.

Se me ocurre  a mí -un viejo Duende de otros tiempos- de cuando los políticos no tenían “asesores”  ni “ expertos” en materia electoral  que les dirigieran sus campañas que esta puede ser  una de las razones de por qué  han tenido  tanto éxito los candidatos de estilo populista tan diferentes en lo  ideólogo como un López Obrador en México,  un Donald Trump  en Estados Unidos  o  personajes  como el cuasi fascista Bolsonaro en Brasil, que nada tienen en común,  son ellos mismos y no los “expertos”  electorales  los  que han dirigidos sus exitosas campañas políticas que han asombrado al  mundo.

¡Al  Diablo  con los  “expertos”!  que en la política   de estos tiempos dominados por  ellos, han demostrado cuan equivocados están. Ahí se las dejo y los  pongo a pensar.

Y hasta la próxima entrega de El Duende que con mi gallo me voy cantando a mi tumba fría. Bambarambay.