Mi columna hoy la entregamos al colega y amigo Nyls

(Una breve reflexión)

                          Nyls Gustavo Ponce Seoane

Una vez más, para los destinos del país, la región y el mundo,  Brasil se encuentra ante una segunda difícil vuelta electoral, donde el candidato de la derecha, Jair Messias Bolsonaro, tomó la delantera en la primera vuelta con un 46 % de los votos obtenidos frente al candidato de la izquierda, Fernando Haddad, que obtuvo  un 29 %. Se pasa así a un balotaje para definir quién será el próximo Presidente brasileño el cercano ya 28 de octubre donde, según encuestas, la intención del voto mayoritario se encuentra a favor del Mesías de la ultraderecha neoliberal, fascista, racista, machista y xenófoba.

Sin embargo, encuestas aparte, es evidente que la población brasileña. gane quien gane, se encuentra dividida, polarizada; porque en definitiva se trata de una lucha, más que de personalidades y de partidos políticos, de posiciones y programas antagónicos que representan la lucha ideológica global que se libra en todas las latitudes en este momento. Por un lado: posiciones de economía neoliberal, de privatizaciones, doctrina de shock y enriquecimiento de las élites hegemónicas financieras, y de otro lado: una economía de tipo social, que garantice el desarrollo para el bienestar social, la justicia e igualdad, teniendo como base la igualdad de oportunidades. En este caso, son posiciones opuestas que se manifiestan para alcanzar el poder en Brasil.

Este hecho, se puede decir que se repite en toda Latinoamérica y en todos los países subdesarrollados del mundo. De ahí la importancia que tendrán las  elecciones presidenciales programadas para el próximo 28 de octubre en ese gran, extenso y rico país, muy cercano al nuestro en idiosincrasia, por cierto. Pero es la lucha internacional actual que se sale del marco del país, de ahí su importancia.

Y es por ello que se debe recordar en este momento a ese fenómeno de  telenovela globalizada que se llamó “Avenida Brasil”, producida por la cadena “O Globo”, líder mediático de la derecha brasileña (¡vaya contradicción!), que se tornó en mundial convirtiéndose en líder del rating y record de audiencia en numerosos países (entre ellos Cuba), donde se refleja como el egoísmo, la ambición y la crueldad pueden cambiar el curso de la vida y cómo es esta en los tiraderos (basureros) de Brasil

Frei-Betto-en-Universidad-2014-1El padre Frei Beto acaba de declarar que el futuro de Brasil con Bolsonaro al frente es sombrío. Pero se puede decir y hasta afirma, que será más que sombrío, será tenebroso, proyectándose, además, sobre todos los pueblos de Nuestra América. Es por lo que Brasil se encuentra nuevamente  ante el tiradero y tendrá que luchar para no caer en él y recuperar parte de esa vida que se le quiere arrebatar

La Habana, 22 de octubre de 2018