Hoy es uno de esos escasos días de cada año en que no se puede leer algo sobre Cuba en el diario sureño floridano El Nuevo Herald  En sus 20 páginas habituales, hoy no se menciona el nombre de la isla y ni el de sus criollos, los cubanos, que tanto dan para sobrevivir a este tipo de prensa local. Pero bueno, por ahí va la cosa. Sus planas de hoy se dedicaron a otros fines de atención. Es raro pero posible, y ahora es una de esas fechas en que ocurre que las noticias o comentarios se dedican a otras cosas y no a la isla ni  a sus emigrados. Raro pero cierto.

   No obstante pudimos enterarnos de unas pocas  cosas que no sabíamos  y de otras tan repetitivas que como costumbre ya sabíamos por otros medios, entre ellos el digital.

  Recuerdo cuando este diario informaba hasta con alguna  seriedad y  veracidad, tiempos atrás y competía con el Miami Daily News que ya dejó de existir en sus tiradas en las tardes, al que se conocía también junto con el libelo Diario de Las América, que asombrosamente no ha cerrado sus planas aún sabiendo que tiene solo la  atención de muy pocas personas y  la gente conoce a este diario en castellano, como el periódico de ayer con noticias de antier, pues mayoritariamente se lee al siguiente días por sus y tardías ediciones diarias y donde  predominan los anuncios y solo muy pocas noticias útiles, que la mayoría ya salieron en las otras  prensas matutinas, tanto plana como radial y televisiva.

   Bueno volviendo al tema, Cuba, siempre hay noticias de la isla muy interesantes y también de su diáspora que vive en este país y en el área del Sur de Florida lo cual se debiera divulgar más, y no  mantener silencio como es el caso de hoy. Nunca olvidemos que en esta área residen más cubanos en el mundo, con excepción de La Habana, como capital.

   Nunca olvido aquel pregón mañanero de los “periodiqueros” (vendedores ambulantes de prensa escrita), que gritaba, ¡Vaya…como lo cogieron !, para llamar la atención del público sobre cualquier hecho sensacionalista ocurrido.

  Bueno ahí se las dejo a los que son cubanos asiduos a El Nuevo Herald, para que vayan tomando notas, a veces es increíble pero se  nos ignora como parte de esta sociedad, ¿ No creen ?.