Mi colega y gran amigo Roberto Dominguez me ha pedido que opine sobre los sesenta años de la revolución cubana y lo hago con éste breve  artículo…
Martí con Fidel, Raúl, Camilo y el Che en La Habana el 8 de enero

Cada año y sobre todo cada 8 de enero desde 1959  junto a Fidel Castro, también José Martí entra triunfante  con sus ideas de luz a La Habana Cuba. El Organizador y guía de la Revolución del 95, José Martí, no olvidemos fue quien  convocó  primero a los distintos factores humanos de nuestra patria, a los veteranos de la llamada Guerra Grande o de los Diez Años (1868-1878) y la Chiquita (1879-1880), así como las nuevas generaciones de patriotas.

Martí fundó el Partido Revolucionario Cubano (PRC), proclamado el 10 de abril de 1892, como frente único, sin intención electoralista y el primero para hacer una revolución independentista. Ese partido se ve multiplicado en la Cuba de hoy con los mismos preceptos libertarios. En el Artículo primero de sus bases, señala: El Partido Revolucionario Cubano se constituye para lograr con los esfuerzos reunidos de todos los hombres de buena voluntad, la independencia absoluta de la Isla de Cuba…

Esa independencia absoluta la alcanzó el pueblo cubano el 1ero de enero de 1959, por eso este 8 de enero de 2019 al cumplirse 60 años de aquel viraje histórico, Martí junto a Fidel entra victorioso en La Habana que lo vio nacer aquel 28 de enero de 1853.

Porque la Revolución cubana que triunfó en enero de 1959, es la misma que gestaron aquellos grandes hombres.  Es, como dijera Fidel Castro,una misma Revolución, la continuación de aquella Revolución iniciada por Céspedes, continuada por Martí y que defendemos hoy

Este 8 de enero es el momento  del recuento y de volver a muchas de las imágenes reveladoras de la victoria y la fe, como aquella de la paloma  símbolo de amor y la paz mientras Fidel hablaba a la multitud en Columbia, hoy la Ciudad Libertad,  tras su entrada triunfal a la capital de todos los cubanos, palomas blancas se posaron en los hombros del líder histórico de la revolución cubana. Y desde entonces y mucho antes en el Moncada FIdel y Martí andan unidos  como portadores de la  la esperanza y la victoria de los pueblos del mundo.

La revolución  cubana  supo trazar un nuevo  camino y fue  la opciónde ser libre, de tener un pueblo culto, solidario, educado en conviciones y principios que enaltecen al ser humano. La revolución cubana es hoy el médico que andan por el mundo llevando su salud y amor a  confines que lo necesitan, o de los maestros, cientificos o de otras esferas que comparten su saber con aquellos que lo requieren.

La revolución a 60 años de su triunfo es miles de escuelas, secundarias, preuniversitarios, circulos infantiles, circulos de abuelos  y universidades en todas las provincias y numerosos municipios. Cuba  comenzó  hacer una nación feliz a partir de aquel 1ro de enero de 1959 en correspondencia con   José Martí  quien calificó a la enseñanza como una obra de infinito amor y resumió el papel del maestro al catalogarlo como la letra viva. Él también precisó que el pueblo más feliz es el que tenga mejor educado a sus hijos en la instrucción del pensamiento y en la dirección de sus sentimientos. ¿Quién puede dudar de la educación de altos quilates que tienen Cuba hoy ?

También revolución es 60 años de guerras y bloqueos de la nación más poderosa del mundo, EEUU contra la isla de la libertad, que no ha podido doblegar la luz de un pueblo decidido a luchar, vencer o morir. Cuba sigue siendo faro y luz.

En éste recuento, mi opinión sobre la revolución no puede faltar Camilo Cienfuegos, en aquel último discurso expresó desde el alma de Cuba….. «Porque para detener esta revolución cubanísima, tiene que morir un pueblo entero y si eso llegara a pasar, serían una realidad los versos de Bonifacio Byrne:

“Si deshecha en menudos pedazos

se llega a ver mi bandera algún día, /

nuestros muertos, alzando los brazos,

la sabrán defender todavía…”.

Nelson Mandela, habló sobre Cuba con el corazón al expresar…

«El pueblo cubano ocupa un lugar especial en el corazón de los pueblos de África. Los internacionalistas cubanos hicieron una contribución a la independencia, la libertad y la justicia en África que no tiene paralelo por los principios y el desinterés que la caracterizan.

Desde sus días iníciales, la Revolución Cubana ha sido una fuente de inspiración para todos los pueblos amantes de la libertad.

Admiramos los sacrificios del pueblo cubano por mantener su independencia y soberanía ante la pérfida campaña imperialista orquestada para destruir los impresionantes logros alcanzados por la Revolución Cubana».

En el acto en Santiago, por los 60 años de revolución Raúl Castro dijo y comparto: “A 60 años, la revolución no ha envejecido, sigue siendo jóven, y no es una frase retórica, es una confirmación histórica, ya que desde los primeros momentos sus protagonistas fueron los jóvenes y así ha sido a lo largo de estas seis décadas”, dijo.

Este 8 de enero de 2019 hay que recordar a muchos y entre ello a  Ernesto “Che” Guevara que siempre reconoció  el liderazgo de Fidel Castro y antes de subir al Granma, en México, hizo aquellos versos…

“Vámonos
Ardiente profeta de la aurora
Por recónditos senderos inalámbricos
a liberar al verde caimán que tanto amas.

Vámonos,
derrotando afrentas con la frente
plena de martianas estrellas insurrectas,
juremos lograr el triunfo o encontrar la muerte.

Cuando suene el primer disparo y se despierte
en virginal asombro la manigua entera
allí a tu lado, seremos combatientes,
nos tendrás.

Cuando tu voz derrame hacia los cuatro vientos
reforma agraria, justicia, pan, libertad
allí, a tu lado, con idéntico acento,
nos tendrás.

Y cuando llegue el final de la jornada
la sanitaria operación contra el tirano
allí, a tu lado, aguantando la postrera batalla,
nos tendrás.

El día que la fiera se lama el flanco herido
donde el dardo nacionalizador le dé,
allí, a tu lado, con el corazón altivo,
nos tendrás.

No pienses que puedan menguar nuestra entereza
las decoradas pulgas armadas de regalos
pedimos un fusil, sus balas y una peña.
Nada más.

Y si en nuestro camino se interpone el hierro,
pedimos un sudario de cubanas lágrimas
para que se cubran los guerrilleros huesos
en el tránsito a la historia americana.
Nada más”.