Foto. Carlos R Dieguez

   La Alianza Martiana tiene como uno de sus objetivos dar a conocer el desarrollo de los asuntos relacionados con América Latina. Este Continente del Caribe,  Centro y del Sur del cual formamos parte intrínseca, ha sido siempre objeto de grandes trasformaciones así como descalabros y todos ellos tienen su origen en los dictámenes del colosal imperio del norte, Estados Unidos, que en sus ansias de poder extraterritorial no descansa en moldear nuevas e innovadoras estrategias y tácticas para lograr ese fin desestabilizador.

   El pasado fin de semana tuvimos el placer de escuchar y compartir  una  charla tipo análisis, del amigo de muchos, el Dr. Salvador Capote, quien es miembro de nuestra   organización desde hace varios años. El asunto en cuestión fue una detallada explicación desde los comienzos de la republica estadounidense y sus ansias de poder incluyendo las etapas de la injerencia inglesa y todo lo relacionado con nuestra patria que sufrió esos empates siglos atrás.

   Caímos en las formas de intervención yanqui con aparatos creados al respecto como fue y és en sustancia y acción la NED (National Endowment for Democracy) como institución  desestabilizadora en muchas partes del mundo, bajo el disfraz de una especie de Teresa de Calcuta, para ayudar a países en desarrollo del Tercer Mundo fundamentalmente, penetrándolos hasta sus raíces.

  Las palabras del compañero Capote fueron acogidas como una necesaria  lección de historia y causó una especie de atención que nos mantuvo sentados en el borde de los asientos hasta su final.

   Estas y no otras son y serán los contenidos de las charlas y conferencias que nuestra agrupación mantendrá siempre vigentes. Lo que no se logró en esta intervención del Dr. Capote, fue una mejor y mayor participación de los presentes donde se podría haber enriquecido el tema tan importante para todos los compatriotas. Así que a prepararnos mejor para los próximos eventos de este tipo que continuarán siempre para el bien de todos.

   Conferencistas no nos faltarán pues nuestra membrecía los agrupa. Acérquese a la dirección de La Alianza Martiana para poder programar estos tan útiles encuentros y mejorarlos.

   Les habló Roberto Solís Ávila.