El Presidente de México Manuel López Obrador está dando al mundo una lección de civismo, patriotismo y honestidad política con su renovador estilo de gobierno que tiene como principal divisa la moralización de las costumbres públicas de su país haciendo buena la consigna de “Vergüenza contra Dinero”,  un lema de combate cívico que hiciera popular en Cuba el líder del Partido  del Pueblo Cubano  Eduardo Chibás en la convulsa y corrupta política cubana  de a mediados  del  pasado siglo XX.

Sin prisa pero sin tregua el  nuevo  mandatario mexicano todas las mañanas se enfrenta en la capital  azteca a los periodistas  de todos los  medios  de comunicación tanto nacionales como extranjeros ,que en abierto  y  franco dialogo mañanero trasmitido  por los canales de la televisión, expone sus puntos de vista sobre los   mas candentes  temas  de actualidad  nacional e internacional dando así  un ejemplo de libertad democrática nunca antes visto en  México y que  debiera  ser imitado en el  resto  del mundo convulso de hoy,  donde la poca transparencia  en la actuación  de los gobernantes hace que los  pueblos pierdan la fe en sus dirigentes políticos así como en sus sistemas  de gobierno.

López Obrador se enfrenta a una ardua tarea moralizadora no  libre de grandes obstáculos que le ponen  en su camino los tradicionales intereses creados que  han hecho del  México actual  un país donde la corrupción  rampante y la desvergüenza pública lo ha hecho punto menos que ingobernable.

Honestidad  y transparencia pública en su política nacional y no intervención en los  asuntos  de otra naciones en cuanto a su política exterior- manos extranjeras  fuera  de Venezuela- son los  pilares fundamentales en  los que se levanta el  gobierno del nuevo México que  preside el incorruptible  Manuel López Obrador.

Cuando en América Latina los gobiernos corruptos  del continente  se pliegan a los designios  del norte revuelto y brutal  que los  desprecia, México  se levanta como faro de luz  y dignidad dando  el grito  moralizador  de “Vergüenza contra Dinero”. La  verdad como la honestidad no tiene sustituto.

Les habló para Réplica  de Radio-Miami su director Max Lesnik.