Desde la apertura de la Embajada de Kuwait en la Habana en el 2010 se ha logrado un gran avance en las relaciones bilaterales y de colaboración entre los dos Estados y se han firmado acuerdos en las esferas de la cultura, economía, la colaboración conjunta, la salud, el medio ambiente y la protección de las inversiones, explicó a Opciones el embajador de esa nación, Mohammad Fadel Khalaf.

Señaló que el Fondo Kuwaití para el Desarrollo Árabe es considerado una de las más importantes instituciones para la colaboración entre la República de Cuba y el Estado de Kuwait, que otorga créditos blandos para amortizar en 20 años, con un período de gracia de 5 años y un 2 % de interés.  

En ese sentido, ha financiado una gran parte de los proyectos para el desarrollo de Cuba, relacionados en su mayoría con la rehabilitación de la red de acueductos y alcantarillados, entre las que citó:

— La Rehabilitación del Acueducto de la Ciudad de Santiago de Cuba (julio de 2003) con un crédito de 10 millones de dólares y del cual se beneficiaron 450 000 habitantes de esta ciudad.

— La Rehabilitación del Acueducto de la Ciudad de Holguín en el 2008, donde se mejoró la distribución del preciado líquido para 86 000 habitantes, y se creó un mecanismo novedoso en las zonas limítrofes las que fueron rehabilitadas para poner fin a los salideros.

— La Rehabilitación del Acueducto y Alcantarillado de la Ciudad de la Habana en el 2012, por 75 millones de dólares, el cual fue dividido en 4 etapas. Este objeto de obra beneficiará a 550 000 habitantes de 12 municipios habaneros.

— El Financiamiento de 34 Mini Hidroeléctricas por un monto de 8,8 millones de dinares kuwaitíes (30 millones de dólares), el cual fue rubricado en abril de 2016. Serán construidas en las cercanías de los embalses situados en 11 provincias del país, las que se enlazarán con el sistema eléctrico nacional.

Para Fadel Khalaf, la justa e invariable posición de Cuba en contra de la agresión iraquí a Kuwait (2 de agosto de 1990) notificada por el Líder de la Revolución cubana y del tercer mundo, Fidel Castro Ruz, marcó un punto de avance en las relaciones de amistad y colaboración bilateral, las cuales se remontan a 40 años.

Existe una amistad histórica entre las Direcciones de los dos países, y Kuwait se enorgullece de ser el primer país del Golfo en reconocer a la Revolución cubana, a través del establecimiento de relaciones diplomáticas en 1974.

El Emir del Estado de Kuwait Jeque Sabah Al-Ahmad Al-Jaber Al-Sabah ha establecido, enfatizó, una coordinación permanente con Cuba en el Movimiento de Países No Alineados, en el Grupo de los 77 y en las Naciones Unidas, y en otros organismos internacionales.

Kuwait y Cuba firmaron un acuerdo de colaboración con el objetivo de enviar un grupo de médicos cubanos y enfermeras a Kuwait para prestar asistencia médica a pacientes en hospitales de ese país.

Agregó que especialistas del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología fueron al Estado de Kuwait con el objetivo de rehabilitar a pacientes que padecían úlcera del pie diabético, los cuales recibieron tratamiento con la aplicación el novedoso medicamento Heberprot-P, en coordinación con el Centro Dasman para la Diabetes. Otro grupo de galenos cubanos laboran actualmente en hospitales gubernamentales y privados de Kuwait.

Al hablar sobre su país, el diplomático señaló que se distingue por ser imparcial y neutral. Es miembro del Consejo de Cooperación del Golfo, de la Liga Árabe y del Sistema de Naciones Unidas; fundador de los Estados Exportadores de Petróleo (OPEP) y actualmente Miembro No Permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

El petróleo, las producciones de la petroquímica, los fertilizantes y los servicios financieros están entre los principales productos exportables, además de otros rubros como transportación de carga, construcción, producción de cemento, desalinización del agua y servicios financieros con un sistema bancario muy desarrollado.

El Estado, señaló, estimula las inversiones no petroleras y con ese fin, destinó 77 000 millones de dólares para la construcción de la Ciudad de la Seda, la cual es considerada el mayor proyecto para el desarrollo inmobiliario del Medio Oriente.

Desde la toma de posesión del Emir, Jeque Sabah Al-Ahmad Al-Jaber Al-Sabah se inauguraron numerosos hospitales, los planes de viviendas disminuyeron el tiempo de entrega de los domicilios y se construyeron nuevas ciudades, aseveró.

En esta etapa, el país se ha modernizado y la imagen de Kuwait ha comenzado a cambiar, entre otras cosas por la cantidad de puentes, carreteras, museos y teatros construidos en los últimos años.

Este año será inaugurado en Kuwait uno de los mayores puentes del mundo con 45 kilómetros por encima de las aguas del Golfo. El objetivo de este ambicioso proyecto es el de reactivar la ruta de la seda entre Asia y Europa, concluyó Mohammad Fadel Khalaf. Habló para Radio Miami, Hedelberto López Blanch.