El fantasma de los apagones  electrónicos

Cuando al escritor  Curzio Malaparte se le ocurrió escribir su famoso libro titulado “La técnica  del  Golpe de Estado” en el que relata la historia vívida  de como  desde la oposición  se tomó el  poder total  en varias naciones del  mundo de ayer , desde el “18 Brumario”  de Napoleón  Bonaparte  en la Francia 1799 a la Rusia revolucionaria de 1917 , una trascendental época  histórica  en la que los Bolcheviques  de Vladimir Lenin y León Trotsky  tomaron el control  del  Estado  desalojando del mando  al “moderado” Presidente Kerenski para establecer en el antiguo  Imperio  de los Zares, los Soviets revolucionaros  comunistas, nunca llegó a imaginar este fecundo escritor italiano lo que es hoy  una nueva técnica de “Golpe  de Estado”: “El Golpe eléctrico electrónico”.

Algo verdaderamente innovador  en cuanto  a la toma  del control  del  poder en un país  dado, en estos  modernos tiempos  de la internet y las llamadas ”redes sociales” que hacen del planeta un mundo interconectado en el  que desde largas distancias  se puede “apagar” un país calificado  de “nación enemiga” como es el  caso  de lo que está ocurriendo en Venezuela.

Se trata  de lo que pudiéramos  llamar la técnica  del » Golpe de Estado Electrónico” según el cual,  un “Jaqueador” tocando  las teclas  de  una computadora desde largas distancias,   entra en el control de mando del sistema digital de otro  país y crear el caos como preámbulo  de otras acciones terroristas  encaminadas  a provocar el  colapso  del aparato  estatal y así producir  el “cambio  de  régimen” a que aspiran los  enemigos de dicho Estado.

Solo nos falta  agregar a lo dicho, una  vieja conseja muy popular en otros  tiempos que dice: “Lo  que es igual  no es trampa”, lo cual significa que ningún país,  grande o pequeño, tampoco  está a salvo de  una “guerra electrónica”, ni Estados  Unidos  ni Rusia  ni China.

Si por  ahí van  los  tiros,  cualquier día  entramos en una segunda  “guerra  fría” con  “apagones”  y “alambrones” que dejarán chiquito  a todo  lo que  ocurre hoy en Venezuela.  El  Diablo anda suelto y a cualquiera le  apagan la luz.

Les habló  para Réplica  de Radio-Miami su director Max Lesnik.