Los cubanos ya tienen su nueva constitución en plena vigencia legal que les garantiza sus derechos ciudadanos en una sociedad en la que el respeto a la dignidad plena  del  hombre ha de  ser el primero de los derechos humanos.

Respetar esa constitución y su leyes ha de ser el primer deber ciudadano, como también  es deber del  Estado cubano  respetar los derechos que garantiza la nueva carta Magna, más aún  en estos tiempos  borrascosos en que el  gobierno de Estados Unidos, bajo la jefatura  del  Presidente Donald Trump amenaza con recrudecer la política de agresión injusta y odiosa que la nación cubana ha venido sufriendo por  mas  de sesenta años, ahora utilizando como pretexto  la solidaridad  de Cuba con el  pueblo y gobierno bolivariano  de Venezuela  sometido hoy  a una brutal arremetida imperial con el  objetivo de derrocar  su gobierno legítimo para apoderarse  de su riqueza petrolera  con la  complicidad traidora de unos cuantos  Judas nacionales.

Cuba, amenazada y cercada en lo económico por el gobierno imperial norteamericano del Presidente Trump, atraviesa momentos difíciles y sombríos ante los  cuales  solo la resistencia  y la  voluntad solidaria   del pueblo cubano han de ser  la única respuesta.

Cómo  resistir me preguntó un joven universitario desde La  Habana  en un mensaje a través de la internet. “Con la nueva constitución como escudo y un gobierno revolucionario  que la defienda, con el Presidente Díaz Canel  a la vanguardia, y Raúl  a su lado como legado  de Fidel y de la historia”.

Les habló  para Réplica  de Radio-Miami su director Max Lesnik.