En los círculos más íntimos  de la extrema derecha  venezolana de Miami cunde el pánico  y la decepción ante un peligro que nadie puede descartar en el escenario incierto como el de la crisis que confronta la  patria de Bolívar: Un posible desenlace fatal  de derrota, algo  similar a  lo ocurrido  en Cuba en  1961 cuando el fiasco  de la invasión de Playa Girón.Los distintos  intentos fracasados de orquestar un Golpe de Estado contra el Presidente Nicolás Maduro por parte de la desesperada oposición venezolana, en alianza con el gobierno de Estados Unidos y de otros socios de aventuras golpistas, han conducido a estos a una situación de no retorno de la que solo pueden salirse con una indeseable  y odiosa invasión militar extranjera, encabezada por el ejército  norteamericano o de lo contrario, abandonando sus planes golpistas y aceptando su fracaso, enderezar el  rumbo para ir a un verdadero diálogo  de  arreglo y paz,  tal  como reiteradamente lo ha propuesto  el Presiente bolivariano Nicolás Maduro. Ese y no  otro es el dilema que enfrenta la oposición venezolana  en el cual  también está  atrapado  el  gobierno norteamericano.

¿Otra derrota para Estados Unidos en Venezuela  como la de Playa Girón en Cuba  en 1961? Quién sabe. Ahí se las dejo y los pongo a  pensar.

Y hasta la próxima entrega de El  Duende que con mi gallo me voy cantando a mí y tumba fría. Bambarambay.