La Plaza Roja de Moscú acoge el gran desfile militar en honor al Día de la Victoria en la Gran Guerra Patria. Foto: Alexander Vilf/Sputnik.

Este jueves 9 de mayo en la Plaza Roja de Moscú se ha celebrado el desfile militar anual que conmemorará el 74.º aniversario del triunfo de la Unión Soviética en la Gran Guerra Patria (1941-1945).

Miles de soldados y 130 vehículos han tomado parte en la parada militar. Soldados de la Guardia de Honor del histórico regimiento número 154 han marchado por la Plaza Roja durante la apertura de este evento conmemorativo.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha saludado a los veteranos de la Gran Guerra Patria que presenciaron el desfile en primera fila. Durante el evento, el mandatario ruso se ha dirigido a la audiencia desde la tribuna con un discurso con motivo del aniversario.

Putin reiteró hoy su llamado al resto del orbe para concretar la cooperación por un espacio de seguridad global e indivisible, así como mostró disposición a la lucha conjunta contra el terrorismo y el extremismo.

El presidente ruso, Vladímir Putin. Foto: Alexander Zemlianichenko/AP.

Durante un discurso antes del inicio del desfile militar, el mandatario destacó que las hazañas de la lucha de nuestras heroicas generaciones contra el fascismo son una enseñanza para la actualidad.

Los defensores de la Fortaleza de Brest, por ejemplo, situada en Belarús, resistió aún después de la entrada y ocupación por los nazis de parte del territorio soviético, pero dejaron en las paredes consignas grabadas que aún estremecen: «Morimos, pero no nos rendimos», recordó.

Ellos, los héroes de la Gran Guerra Patria, nos dejaron un claro mensaje de cómo debemos comportarnos ahora, afirmó el jefe de Estado ruso ante una formación de más de 13 mil militares divididos en más de 30 bloques en la capitalina Plaza Roja.

Desde una tribuna montada a un lado del Mausoleo de Lenin, el presidente destacó que el país hace todo lo necesario para reforzar la preparación combativa de las fuerzas armadas rusas y su prestigio, de lo cual fue testigo el mundo al desfilar las tropas rusas por la Plaza Roja.

Putin también expresó la disposición de su país para cooperar con el resto de las naciones del orbe en el enfrentamiento a los desafíos actuales como el terrorismo, el neofascismo y el extremismo.

Vemos como en algunas naciones se distorsiona tanto la historia y lo ocurrido en la II Guerra Mundial que muchos hacen reverencia a las ideas fascistas y traicionan a sus abuelos que lucharon contra los nazis alemanes, señaló.

Armamento militar

El tanque T-34 y vehículos blindados Tigr en la Plaza Roja, el 9 de mayo de 2019. Foto: Shamil Zhumatov/Reuters.

Este año, la participación de 74 aviones y helicópteros —por el número de años transcurridos desde el final de la Gran Guerra Patria— ha sido cancelada a causa de condiciones del tiempo no favorables para el vuelo.

Como novedad, debuta en la Plaza Roja la nueva limusina descapotable rusa Aurus Senat Cabriolet, perteneciente al proyecto estatal Kortezh. El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, así como el comandante en jefe de las Fuerzas Terrestres de Rusia, Oleg Saliukov, han participado en el desfile a bordo de dichos vehículos.

Los miles de militares han hecho su salida a la Plaza Roja para saludar la Victoria histórica en la guerra. Más de 13 000 efectivos han marchado como parte de varios batallones en el corazón de Moscú. El papel de las mujeres soviéticas fue crucial para la Victoria en la Gran Guerra Patria. Esto ha sido reflejado con una destacada participación femenina en la conmemoración.

Como ya es tradición, la parte armamentística del desfile ha sido abierta por uno de los símbolos de la Segunda Guerra Mundial, el legendario tanque soviético T-34, cuyas unidades entraron en Berlín en 1945.

La columna de equipamiento militar también ha incluido vehículos blindados polivalentes Tigr, complejos de misiles y armas antiaéreas Pántsir-S, así como sistemas de misiles Iskander-M y Yars.

Asimismo, por la Plaza Roja han pasado sistemas de artillería autopropulsada MSTA-S y BMP-3 y sistemas de defensa antiaérea Buk-M2, entre otros.

Esta efeméride no solo se celebra en Moscú: las principales ciudades de Rusia conmemoraron el Día de la Victoria con sus propios desfiles ante millones de personas.

Al concluir el desfile militar, que a diferencia del ensayo general careció del paso de más 70 aparatos aéreos, Putin participó en una ceremonia de colocación de una ofrenda floral frente a la tumba del soldado desconocido.

Posteriormente, el jefe de Estado asistió a una recepción dedicada a los veteranos de la Gran Guerra Patria y a delegaciones foráneas presentes en este evento.

El presidente ruso también tiene previsto tomar parte en la marcha del Regimiento Inmortal, una acción que se organiza a nivel mundial y en la cual los participantes portan retratos de familiares o personas queridas.

La Plaza Roja de Moscú acoge el gran desfile militar en honor al Día de la Victoria en la Gran Guerra Patria. Foto: Alexey Filippov/Sputnik.

La Plaza Roja de Moscú acoge el gran desfile militar en honor al Día de la Victoria en la Gran Guerra Patria. Foto: Maxim Shemetov/Reuters.

Soldados del regimiento número 154. Foto: Alexey Filippov/Sputnik.

Serguéi Shoigú en la limusina rusa Aurus. Foto: Alexander Vilf/Sputnik.

El histórico tanque T-34. Foto: AFP.

Misiles balísticos intercontinentales RS-24 Yars. Foto: AFP.

Como novedad, debuta en la Plaza Roja la nueva limusina descapotable rusa Aurus Senat Cabriolet, perteneciente al proyecto estatal Kortezh. Foto: Alexey Filippov/Sputnik.

El papel de las mujeres soviéticas fue crucial para la Victoria en la Gran Guerra Patria. Foto: Alexey Filippov/Sputnik.

Tanques T-72B3. Foto: Shamil Zhumatov/Reuters.

Marchas multitudinarias dentro y fuera de Rusia para honrar a los héroes

Kerch. Foto: Alexey Malgavko/Sputnik.

Poco después de la celebración del 74.º Día de la Victoria con un desfile militar en la Plaza Roja, millones de personas han salido a las calles de diversas ciudades en Rusia y el exterior en la llamada marcha del Regimiento Inmortal.

En Moscú, un estimado de más de un millón de personas honran a los caídos y los veteranos de la Gran Guerra Patria. Asimismo, el evento se lleva a cabo en otras ciudades en toda Rusia en contrapartida del desfile de conmemoración de la capitulación de la Alemania nazi en 1945.

Como es tradición, los participantes de la marcha portan retratos de sus familiares caídos y de veteranos que combatieron por la paz de las siguientes generaciones.

El Regimiento Inmortal se realiza también en ciudades de países como EE.UU., Argentina, Brasil, Australia, Polonia, Japón, China y Alemania.

¿Cómo nació el Regimiento Inmortal?

Pekín (China)Foto: Anna Ratkoglo/Sputnik.

La iniciativa de homenajear a aquellos que lucharon en la Gran Guerra Patria, un dramático período de la Segunda Guerra Mundial, surgió en Rusia en el año 2007. Tras su nacimiento, el Regimiento Inmortal ganó popularidad en los países de la antigua Unión Soviética. En los últimos años, esta conmemoración se ha extendido por todo el mundo.

La Gran Guerra Patria, la contienda más cruenta de la historia, se cobró la vida de decenas de millones de personas y cambió para siempre el curso de la humanidad. Así, cada 9 de mayo los numerosos participantes del evento demuestran que nadie ni nada queda en el olvido.

Ekaterimburgo. Foto: Pavel Lisitsyn/Sputnik.

París, Francia. Foto: Kristina Afanasieva/ Sputnik.

Sevastópol. Foto: Ilya Pitalev/Sputnik.

Azerbaiyán. Foto: Murad Orujev/Sputnik.

Petropávlovsk-Kamchatski. Foto: Alexander Piragis/Sputnik.

Berlín (Alemania). Foto: Aleksey Vitvitsky/Sputnik.

Volgogrado. Foto: Kirill Braga/Sputnik.

Novorosíisk. Foto: Vitaly Timkiv/Sputnik.

(Con información de Russia Today y Prensa Latina)