Parstoday- Entrevistador (E): Estimada audiencia en esta oportunidad hemos contactado con el analista Carlos Diéguez, quien nos atiende desde Miami, para abordar la tensión entre EEUU y México por los aranceles y la migración.

Parstoday- Entrevistador (E): Estimada audiencia en esta oportunidad hemos contactado con el analista Carlos Diéguez, quien nos atiende desde Miami, para abordar la tensión entre EEUU y México por los aranceles y la migración.

En contexto, desde que llegó Donald Trump a la presidencia de EEUU ha tenido una fijación sobre los migrantes que cruzan la frontera de México para entrar a su país, en esta vía, ha ido desde calificativos denigrantes hacia los migrantes hasta amenazas de muerte. En las recientes semanas dijo que iba a aplicar un arancel del 5 % a todos los productos mexicanos que entren en EEUU si su vecino sureño no hacía lo suficiente para frenar el flujo migratorio proveniente del mismo sur de México y países centroamericanos, como El Salvador, Guatemala y Hondura.

Este viernes, después de varias negociaciones, México ofreció a EEUU desplazar 6000 miembros de la Guardia Nacional a la frontera con Guatemala y al parecer esto convenció a Trump, pues más tarde el mandatario republicano anunció que dejaba de lado los aranceles que iban a entrar en vigor este lunes.

Si bien hay varias aristas en estas tensiones, podría darnos su apreciación de la medida del Gobierno mexicano, habrá cedido y esa Guardia Nacional podría reprimir a los migrantes guatemaltecos para no dejarles cruzar su territorio y llegar a EEUU.

Carlos, ¿podrías darnos una apreciación de la medida del Gobierno mexicano? ¿habrá cedido y esa Guardia Nacional podría reprimir a los migrantes guatemaltecos para no dejarles cruzar su territorio y llegar a EEUU?

CD: Bueno, sí, muchísimas gracias. Estamos ante una situación bien compleja, tanto la posición, como se conoce, de EEUU y especialmente del señor Donald Trump, que es una posición antiinmigrante totalmente, tiene fobia a los emigrados y no ha leído a profundidad la historia de este país, que depende muchísimo de la mano de obra, sobre todo de los mexicanos, para el tema de la agricultura. Esa es su posición, que incluso la asume él mismo con vistas a las próximas elecciones.

En caso de México, no hay que olvidar que estamos en presencia de un presidente totalmente diferente que su centro está en un batallar contra la corrupción, en rescatar los valores humanos, los valores existenciales del ser humano dentro del propio México; no olviden que antes, lo que existía ahí en los gobiernos de México era una agenda bien extraña, en la que lo mismo se pegaban a Washington, se alejaban de Washington, se unían a China, que se iban a otro tipo de relación, en fin, había mucha ambivalencia, y lo que está pasando exactamente con la política de AMLO (iniciales del nombre del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador) es que está muy asociada con los valores morales y de justicia, y el tema de los emigrados y este conflicto de los aranceles, por supuesto, para AMLO es algo que lo saca de paso en este batallar. No olvidemos que López Obrador en los últimos seis meses desde que salió presidente no ha salido a ninguna parte del mundo, o sea es un hombre que está concentrado en resolver un problema, yo diría añejo, viejo, no sé de cuántas décadas que tiene México. Y, Trump está acostumbrado a las amenazas a la imposición o a los aranceles y si alguien no se sienta a la mesa a negociar (dice) ‘bueno voy a hacer esto, sino haces esto, te hago lo otro’… Estamos ante una situación bien compleja, cuando en realidad México se ha convertido en los últimos cincuenta años en el puente natural para el paso no solamente de los emigrados centroamericanos sino de todas partes del mundo. Y hay una situación realmente seria en esto.

Yo no creo realmente que los 6000 o miles de guardias del Ejército (mexicano) que se van a poner en la frontera con Guatemala tengan como supraobjetivo asesinar, en fin, extorsionar la presencia allí de los emigrados ni mucho menos, yo pienso que van a hacer una barrera natural, algo que se pudo haber hecho hace mucho tiempo y nunca se hizo con los gobiernos anteriores y que a raíz de esta situación esto (la presencia de los militares mexicanos) pudiera ponerle un coto a la migración que pase por Guatemala. De manera que no creo que sea esa la actitud del ejército de México, porque eso lo pondría a la par con la posición norteamericana, entonces, si el ejército de México va a reprimir a los emigrados de Guatemala y a los que vienen de Centroamérica, echaría por tierra toda la política de la lucha por los valores morales y la defensa de los derechos humanos del propio AMLO; o sea, es realmente contradictorio pensar en eso, pues de echaría a un cubo de cualquier cosa que tiene en la cabeza y en la política de AMLO si esos guardias y ese ejército reprimen a los emigrados, porque la causa de la emigración es un mal de fondo bien grande y tiene que ver con la desigualdad, esa misma desigualdad por la que está luchando el propio López Obrador.

¿Por qué se van los mexicanos a EEUU? Porque no tienen condiciones de vida, porque su economía realmente languideció, murió, porque no tienen cómo alimentar a sus hijos. El emigrado que se va de su país no tiene las condiciones adecuadas, y yo creo que López Obrador es lo suficientemente justo y preparado para entender que donde está planteando una política de acabar con la corrupción, no va a mandar a un ejército para reprimir a los emigrados, realmente, sería absurdo; yo creo que es más bien para complacer a Trump y decirle ‘mira, estoy de acuerdo contigo, voy a poner aquí’, pero yo no creo que llegaría al caso de reprimir a los emigrados que lleguen de Guatemala.

E: Es una forma de ceder de todas maneras, pero viendo que López Obrador ha planteado una política de atacar la raíz de la migración, a pedido fondos para el desarrollo del sur de México y los países mencionados de Centroamérica, pero el mismo López Obrador se ha quejado, ha dicho que ‘no ha llegado nada’, ningún fondo ofrecido por EEUU con el aval de la Cepal para este desarrollo, yo creo que de alguna manera todo esto cansa, pues cómo López Obrador va a poder realizar su plan de combatir esta migración sino tiene las armas, sobre todo, económicas.        

 

CD: Además, hace unos meses él planteó que iba a ponerse de acuerdo con Trump sobre un plan para reestablece la economía y la vida en los países centroamericanos y eso ha quedado en silencio, hay mutis, y realmente, yo sí creo que en México y el propio EEUU, con un nivel de capital, pueden resolver muchos de los problemas y males de fondo que hoy hay en Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Honduras, en todos estos países que, si bien tienen un sistema capitalista, pero es un capitalismo salvaje. EEUU ayuda a estos países, manda un dinero todos los años, pero en la mayoría de estos países lo que hacen es comprar armas, compran aviones militares, pero no compran comida y, entonces, acá (en EEUU) el señor Trump se jacta de que manda dinero, pero dinero ¿para qué? para comprarle al propio EEUU y a sus compañías productoras de armas armamento para matar y no comida; entonces, es una cuestión de una doble moral muy grande.

 

México puede unirse y debe de unirse a EEUU para crear las condiciones económicas y combatir el mal de fondo, pero yo creo realmente que las políticas obsoletas de EEUU y de otros gobiernos respecto a la migración, que la han dejado de lado, han creado un problema grave mundialmente y sobre todo ahora en esta parte de EEUU y América. Bueno, pero lo creado fundamentalmente la posición arbitraria, de agresión que tiene el señor Trump respecto a un tema tan sensible y humano como es la migración. Porque, hay que pensar, aquí en Miami, donde yo estoy, hay un centro de reclusión de niños pequeñines separados de sus padres, que son cientos y han sido preparados en la propia frontera, donde también se han levantado muros por todas partes. Es una posición agresiva y no se vislumbra aun una solución coherente que pueda resolver el problema con una formación de fondo internacional, sobre todo, con la participación del Fondo Monetario Internacional, “tan digno”, porque ¿por qué? se va la gente de sus países, se van por problemas económicos, ¿por qué vienen a EEUU?, porque aquí ven posibilidades, aunque cuando llegan cambian al cabo de unos meses, porque también es muy agresivo el tratamiento que le dan las compañías.

 

Realmente, creo que hoy AMLO está en una gran disyuntiva y también en un momento para demostrar si su gobierno de cambio quiere erradicar un problema que es muy viejo, que es el tema de la migración.