Cuando llega la fecha fundacional de alguna organización,  empresa, centro de trabajo, compañia o Instituto, los recuerdos se agolpan, algunos se escapan y luego con el tiempo volvemos a «enganchar» los hechos con aquella pieza perdida. Llevo hace mucho tomando notas de cómo fue el surgimiento de le Emisora La Voz del Niquel, que se remonta a los años cuando, Miguel Cano Blanco  dirigió la Provincia de Holguin (1976-1989), desde entonces escribimos, pero siempre se queda algo en el tintero. Retomo al cumplirse el 40 aniversario de La VN, los apuntes que desde hace tiempo vengo escribiendo.  Tengo la suerte de haber laborado en un grupo de radios en cuba y en el extranjero, pero con la VOZ DEL NIQUEL de Moa de nuestra tierra holguinera,  me pasa algo parecido a la canción de  Ricardo Arjona y tengo que afirmarlo con toda franqueza

 Señora de las cuatro decadas/
No insista en regresar a los 30/
Con sus 40 y tantos encima/
Deja huellas por donde camina/
Que la hacen dueña de cualquier lugar/ Como sueño con usted señora/


 

Así lo corroborré por estos días cuando Camilo Velasco Petiton publicó decenas de fotos de la Voz del Niquel en diferentes épocas y no hay dudas que la «señora» está igualita o más bonita, porque las generaciones que pasan dejan cada día huellas y hacen su propia historia y extienden a la comunidad el poder de la información. Bien, voy a los apuntes.

Advierto que son solo apuntes, esta radio como todas, sus historias son extensas y apasionantes. Espero que alguien se anime y escriba un libro un día de estos…
Cada 24 de Julio cumple años de fundada la Voz del Níquel, emisora municipal de Moa, una de mis primeras experiencias en la radio luego de trabajar en la cadena provincial de Holguin y Radio Mayari. De esa radio, todos los recuerdos son gratos.

 

Cuando sale al aire la Voz del Niquel el 24 de julio de 1979, Radio Rebelde  trasmitió el acto inagural, desde entonces no ha dejado de estar cerca de La VN.

Para mí la Voz del Niquel tiene una especial significación. Tenía 18 años cuando llegué a Moa junto a otros amigos, entre ellos Hugo Edelqui Cruz, Mario Nieves Cruz, Luís Enrique Ochoa, Emma García, Osvaldo Aguilera González, René Martínez, Ramón Estrada Fernández, Luis Manuel Legrá, Leonor Legrá, Waspe Navarro, Pedro Paz, Eudencio Mendez. Unos meses después se incorporó Iris Margarita Ricardo Ramirez una realizadora de Puerto Padre, que llegó desde La Voz del Toa con sus singulares crónicas.  Y otros  como René Matos, Esmer Rodriguez. Victor Batista, Titi. Luis Dumón, Daniel Leyva Dominguez realizadores de sonidos. Juan Torno Ricardo, Luis Rodolfo Serra…y otros que iré recordando…

¿Por qué la Voz del Níquel es tan especial? Aprendí y creo que todos aprendimos ver en Moa durante 20 años  como el sudor de los hombres transforman la tierra en metales y el pensamiento en convicciones. Ese ambiente se mezclaba con los que hacíamos radio.

Moa tierra del nordeste holguinero es una fragua, hacedora de riquezas espirituales. Junto al más grande emporio de minerales, las virtudes se localizan en los hombres y mujeres de Moa, tesoros de la nación. Con ellos conviví, disfruté el polvo rojo y el calor de las fundiciones. Conozco cómo los periodistas y realizadores hacen su labor desde las minas a cielo abierto o en las profundidades de los yacimientos de Cromo.

Moa es un emporio minero con más de 200 años de reserva de metales, solo comparable con las islas de «Nueva Caledonia» en el Océano Pacifico.

En Moa conocí a Pablo Velasco Mir, el «decano de los periodistas» de la zona que por esos días llegó hasta crear un periódico en la fabrica Pedro Soto Alba (Semanario El Níquel) Pablo profesional de la prensa acostumbrado a criticar como se dice en Cuba a «malanga y al puesto de vianda» Velasco fue de los más fervientes fundadores de la Emisora, ideó a finales de 1979 una sección bajo el nombre de: «El Peatón Mirón. Un personaje incógnito, que transitaba por un lugar, describía los problemas a su paso, si había un hueco o bache en la calle, si maltratos en los servicios, si no pasaba la guagua en hora, si escuchó tal o más cual comentario en una parada, si llegaba a tiempo o no la merienda a las escuelas o si se ofrecía el servicio adecuado al personal de los Hospitales. Siempre desde el anonimato. Las historias se contaban desde el punto de vista de un común hombre de pueblo.

Mas adelante en el propio 1980 recuerdo que en Moa se crea un programa para la opinión, de crítica, que denominamos, «Micrófono Abierto», muy buen espacio que logró hasta premios nacionales en los festivales de la radio en Cuba. «Antena Matinal» la revista informativa de la emisora asumió muchos retos. Recuerdo: ante la falta de envases para la leche de los niños de la comunidad, la emisora tuvo que hacer un llamado a la población para que donara pomos de cristal o «litros». Hicimos ese llamado a la audiencia y en una semana, La Voz del Níquel logró recuperar miles de estos recipientes que fueron entregados al Combinado Lácteo de la localidad. La emisora se convirtió muy rápido, en un almacén y principal suministrador de litros a la pasteurizadora por varias semanas.
También arremetimos hacia los actos de indisciplinas y la falta de cuidado de los trabajadores en la manipulación de los frascos.
¡Cuantos recuerdos de Moa y su emisora! Desde «Antena Matinal», nos comunicábamos con la torre de control del aeropuerto, previa coordinación. Los pilotos nos daban desde el aire la temperatura de la ciudad de Moa, la humedad relativa y en algunos momentos nos describían el municipio desde las alturas. Aquellas iniciativas emocionaban a la audiencia y levantaba la autoestima del colectivo.

Otra práctica muy linda de la radio de la comunidad del municipio de Moa en la provincia de Holguín, lo constituyó la creación del «Club Cantero» de La Voz del Níquel en el período especial, en plena crisis económica. En dicho club patrocinado por la radio, los afiliados intercambiaban semillas, producían en los patios vegetales y hortalizas orientados, y motivados desde la emisora. Más de mil familias se integraron a esta organización y cultivaban en pequeñas parcelas de tierra, hasta ese momento ociosas, con la finalidad de proporcionar alimentos, fruto de su propio trabajo. Prendió tanto aquella iniciativa que fue publicada en periódicos y revistas nacionales; el club desfiló un primero de mayo con el colectivo de la emisora: Una radio es un ente movilizador capaz de inspirar a sus audiencias a cumplir sueños que sublimen la existencia de la comunidad.

En la programación diariamente se explicaban las condiciones para sembrar la tierra y en coordinación con la imprenta municipal se publicó un almanaque, con los distintos ciclos de la luna y se repartían a los oyentes que escribían.

Desde «Antena Matinal» en Moa, la Voz del Níquel con el uso de la palabra se puso nombres a las calles y a varios repartos, se recaudó material escolar y materias primas. Desde este programa y otros se enfrentaban las inundaciones del caudaloso río Sagua de Tánamo con orientaciones de la Defensa Civil a la población. Camilo Velasco actual director lo sabe de cerca cuando una noche tormentosa salió desde Moa junto a otros compañeros a tenderle una mano amiga a los sagueros.

Queda claro y se demuestra cada día, que una emisora de la comunidad es mucho más que una señal en el aire. Su labor social es incuestionable.
Recuerdo con especial cariño los programas Sonidos 980, En Casa, Gente de Moa, Del Volga al Moa, el programa 7023 y Antena Matinal que en ocasión de un nuevo aniversario de esta revista informativa la periodista Maria Esther Pupo escribió cosas muy hermosas que reproduzco.
“ Al principio fue sólo una idea, después una necesidad impostergable para los hombres y mujeres que hacían radio en Moa, municipio minero metalúrgico de Holguín, donde a finales de la década de los años 70, la gente comenzaba a escucharse a través de la nueva emisora radial. La Voz del Níquel surcaba el éter en el nordeste de esa provincia oriental desde el 24 de julio de 1979. Un equipo de avanzada de Radio Angulo, y los más osados y entusiastas de esta comunidad emprendieron entonces un bregar constante con la realización de varios programas. Meses después, surgió la revista informativa Antena Matinal, que el 3 de junio llegó a su 31 cumpleaños.
Muy adentro se colocó este programa en la vida diaria del pueblo, manteniéndose al tanto de sus problemas y propiciando la búsqueda de soluciones, siempre con la crítica oportuna, la propuesta de los periodistas, y el liderazgo de varios conductores: Carlos Rafael Diéguez, Abdel Zarzabal (fallecido), Camilo Velazco Petittón (actual director de la emisora), y Erlín Sablón Pérez, fueron los protagonistas del programa.
De los fundadores comparten las emisiones de Antena Matinal –a la vuelta de 39 años- algunos realizadores como Félix Ramón Lobaina, quien comenzó como corresponsal, luego se graduó de Periodismo y se quedó en la radio como reportero hasta hoy; y Roberto Guaspe Navarro, sonidista en los inicios, y quien devino periodista.
La revista, que se transmite actualmente durante una hora y media en las mañanas, de lunes a sábados, también ha sido descubridora de talentos y formadora de profesionales del medio radial. En una antigua sección llamada El Club del Cantero inició la hoy locutora multipremiada y de primer nivel Yanixa Almaguer Gómez; y así sucedió también con muchos otros compañeros. Como cuando descubrimos un buen día a Soraya Parra Guevara, hoy destacada locutora nacional. La Voz del Niquel como toda la radio de la mayor de Las Antillas es fruto del esfuerzo y el talento de Radio Cuba, ETECSA y el Ministerio de Comunicaciones en un empeño conjunto con el ICRT.
A lo largo de la historia, «Antena» ha lucido sus valores en múltiples Festivales de la Radio, logrando varios premios y menciones en Moa y la provincia de Holguín.
Pero Antena Matinal, esa que «está en todo porque todo le interesa», como dice su slogan, es más un espacio mayor para la comunicación social en Moa; una puerta abierta a la opinión de sus oyentes, al ejercicio del periodismo, a la crítica de los problemas que afectan la comunidad con miras a que se resuelvan por las entidades responsables, a los comunicadores de las empresas del níquel y de otras del territorio que reflejan el acontecer del día a día.
Felicidades a su actual colectivo realizador: Luis Manuel Legrá, director; Erlín Sablón Pérez, conductor; y Víctor Batista Barallobrre, realizador de sonidos en el control maestro; felicitaciones también a los que han formado esa gran familia -aunque ya no estén- de Antena Matinal, la revista informativa del nordeste holguinero, en su 31 cumpleaños, por participar en un espacio para la comunicación y la mejoría de la comunidad en la capital cubana del níquel”.

En estos cuarenta años de labor de la Voz del níquel sobresale el proyecto ISAMOA donde estudiantes de la carrera de Dirección de Cine, Radio y TV en los años noventa terminaban sus estudios en esa radio convertida en filial del Instituto Superior de Arte, corroborando que cada emisora es una escuela. Quiero y debo mencionar nombres que son y deben ser recordados siempre, porque ellos fueron pilares para la fundación de la VOZ DEL NIQUEL. Antonio Almaguer García, Miguel Cano Blanco, Morayma Femoraima Lopez Leon, Asdrubal Pérez, Manuel Sarmiento Sotelo,…

 

Hugo Edelqui Cruz Estuvo al frente del proyecto de La Voz del Niquel todo el tiempo, incansable  profesional, del ICRT, en el acto inagural terminó sus palabras con aquella frase muy recordada, «AQUI TIENEN SU EMISORA»…

 

No podemos olvidar a Francisco Pérez Olivera, Benigno Rodriguez, el carpintero, Maestro de Obra, Che Maria y La ASTOC de Santiago de Cuba….dejo estos puntos, porque se  que faltan por otros nombres que los iré incorporando con la ayuda de mis compañeros.

La labor de Asociación Hermanos Saiz en la Voz del níquel fue decisiva en la realización de eventos creativos que ponen de manifiesto el trabajo de los jóvenes talentos. Numerosos premios de la radio avalan el quehacer de La Voz del níquel en sus treinta años que confirman uno de sus principales eslogan. “Trabajar con calidad es como ofrecer una flor”.
Varios compañeros se nos fueron temprano, entre ellos, Abdel Zarzabal locutor estrella, Yolanda Reyes Castillo, periodista, Pedro Paz y Eudencio Méndez, operadores, Chicho Zarzabal Locutor y el Maestro de periodista Pablo Velasco Mir.
En la Voz del Niquel trabajé con Elias Valentin Noa Mora, lo había conocido en Radio Mayari, locutor, periodista y operador de audio, fue el primer Director de la radio de Moa y un maestro para muchos de nosotros.

 

Pablo Velasco Mir (fundador de LAVN ya fallecido) y su hijo Camilo actual Director de La Voz del NiquelLa imagen puede contener: 3 personas, personas sentadas, pantalla e interior
La imagen puede contener: 2 personas, incluido Carlos Rafael Diéguez, personas sentadas